Cuadrilátero
Giovanni Lorenzo y una derrota anunciada

<STRONG>Cuadrilátero<BR></STRONG>Giovanni Lorenzo y una derrota anunciada

Por lo ocurrido el pasado sábado en Alemania, creo que es prudente recordar la novela del afamado escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura (1982).

«Crónica de una muerte anunciada». Así se llama la novela de García Márquez.

A propósito del fracaso del dominicano Giovanni Lorenzo en el combate que protagonizó con el alemán Félix Sturm, debemos plasmar en estas líneas el siguiente título: ¡Noticia de una derrota anunciada!

Fue justamente lo que advertí en esta misma columna…escribí que Lorenzo sufriría una derrota ante Sturm, a pesar de las faltas expectativas que algunos miembros de la prensa deportiva local levantaron a su favor.

En función de mi responsabilidad como periodista objetivo -no recostándome de un chovinismo transnochado-, lo mismo expuse en la sección de boxeo que dirijo en el programa Impacto Deportivo que bajo la égida del colega Franklin Mirabal se transmite por la emisora Zol 106.5 (FM).

Escribí que sólo un milagro, de esos que a veces se dan en el boxeo, salvaba al púgil criollo que sufrió su segundo revés en forma consecutiva en peleas mundialistas.

Lo que me extrañó de Lorenzo fue que en la víspera de la pelea afirmara, con acentuada petulancia y aparente optimismo, que iba a noquear en menos de seis asaltos a Félix Sturm, un boxeador bien fogueado y quien ha sido un sólido monarca mundial con ocho positivas defensas de su cetro mediano.

Misión imposible

Era una misión imposible la de Lorenzo en su serio compromiso ante Sturm quien ganó fácil su pelea.

Vi el combate, en diferido, que transmitió la cadena ESPN. Fue, literalmente, una paliza la que el alemán le asestó al dominicano a quien no le quitaba el jab de la cara además de que aterrizaba con frecuencia efectivos golpes en ganchos y rectos cortos.

Es una pena.