CUADRILATERO
Boxeo dominicano y más crisis

CUADRILATERO<BR>Boxeo dominicano y más crisis

CARLOS NINA GOMEZ
El lamentable que tenga que retomar el tema, pero es una necesidad que, en función de mi responsabilidad profesional, que lo abordemos de nuevo. Me refiero a la crisis, ahora mucho más aguda, que abate al boxeo profesional de República Dominicana.

El pasado miércoles el promotor (en retiro) Pedro Julio Evangelista, en una entrevista transmitida en el programa Revista 110, habló sobre la terrible situación por la que atraviesa el boxeo de paga del país.

E hizo comentarios puntuales…especialmente en lo que concierne al poco respaldo -o ninguno- que el Estado y el poderoso sector privado ofrecen al llamado deporte de los puños enguantados.

He escrito, hasta el cansancio, que el boxeo local prácticamente nunca a tenido ese tan buscado apoyo. ¡Y es que no tiene dolientes a nivel de los poderosos de la fortuna!.

No importa que hayamos tenido 13 campeones mundiales e incluso que en la actualidad disfrutemos de un firme monarca que lo es Joan Guzmán titular súper gallo avalado por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Joan Guzmán hace más de dos años que atrapó la faja mundial de las 122 libras, pero apenas ha hecho una defensa y la hizo -¡vaya paradoja!- ante su paisano Agapito Sánchez.

Pese a los esfuerzos que hace su apoderado, Rafael Antonio Guerrero, y los reclamos del propio campeón, las autoridades oficiales, básicamente de la Secretaría de Deportes, y mucho menos el sector privado se han dado por «enterado» que en el país existe un monarca del mundo.

No hay forma de que Guzmán defienda en la patria el fajín que con tanto sacrificio logró.

¿La solución?

La Comisión Nacional de Boxeo Profesional, que ahora tiene un nuevo incumbente sigue siendo especie de una entelequia.

Una entelequia porque no realiza el trabajo adecuado, la labor que pueda dar al traste con los serios problemas que afectan al deporte de los humildes.

Porque la crisis que afecta al boxeo local no se soluciona apadrinando carteleritas realizadas en base a púgiles que no pueden ni con sus almas.

La crisis del boxeo no encontrará alivio haciendo reuniones de aposento y poniendo sanciones…¡y mucho menos pactando componendas con individuos muy cuestionados en el campo del deporte!.

Evangelista, en uno de sus comentarios, decía que al boxeo profesional le hace falta un Comisionado eficaz, justo, con personalidad ejecutiva».

Y yo le agregó: Hace falta que en el país el Gobierno Central, a través de la Secretaría de Deportes, se decida a construir los anhelados gimnasios…¡los gimnasios que necesitan, desde hace muchos años, nuestros marginados boxeadores.

Ya lo expuse en un breve comentario de la anterior columna: ¡La demagogia deportiva debe salir de los periódicos!.

Como el tema es bien completo, espinoso y envuelve aspectos fundamentales, este espacio no basta lo que obliga a que en otras columnas entre en el análisis, en profundo, de la gran crisis que atormenta al boxeo profesional dominicano.

AL MARGEN: Apunten esto: Pedro Martínez, quien a mi juicio sigue siendo el mejor lanzador del mundo, no se irá de Boston. Y si se va será por culpa de los propios ejecutivos de ese equipo.