CUADRILATERO

CUADRILATERO

CARLOS NINA GOMEZ
carlosninagomez@yahoo.com
El 31 de este mes (jueves), en Puerto Rico, se realizará la subasta para determinar qué promotor gana el derecho de montar el combate que por el campeonato del peso ligero júnior (130 libras) y que avala la Organización Mundial de Boxeo -OMB-  protagonizarán el dominicano Joan Guzmán y Alex Arthur, de Inglaterra.

En un artículo que escribí el pasado viernes expuse que Joan estaba programado para defender su cetro ligero júnior el 15 de marzo ante Arthur.

En efecto, esa pelea ya estaba programada para la citada fecha. El propio monarca omebeísta así lo reveló a la prensa local antes de viajar a Estados Unidos.

Sin embargo, a última hora el combate Guzmán-Arthur está en  «bambalinas». Y de repente el Comité de Campeonatos Mundiales de la OMB hace el anuncio de la subasta.

 Me extraña que se llamara a una subasta porque es sabido que la compañía Golden Boy Promotions, que regentea el boxeador Oscar de la Hoya, es la que organiza y mercadea los combates del peleador quisqueyano.

 En las peleas de Joan también participa la compañía Sycuam, con sede en la ciudad de San Diego, Estados Unidos.

Aunque el contrato firmado por Guzmán y Sycuam expira, creo, a final de enero del 2008.

Frank Warren es el promotor de Alex Arthur y, obviamente, tratará de ganar la subasta cuya primera puja es de sólo 150,000 dólares.

 No conviene que sea el señor Warren, compatriota de Arthur, quien gane la subasta…porque si es Warren es el ganador, entonces la pelea Joan-Arthur será montada en Inglaterra.

 No conviene que Joan vaya a pelar a  tierra del Reino Unido…porque por allí le podrían hacer trampas.

 Así las cosas, sus manejadores tienen que tener «ojo avizor» y tratar, por todos los medios, de que sea la Golden Boy la compañía que organice el combate por faja de los ligeros juniors.

No obstante, tengo la convicción de que legalmente el retador británico no tiene la capacidad suficiente para arrebatarle la corona al dominicano Pero sí podría ganar la faja si la gente del retador logra hacer argucias. Porque recuerden que el bajo mundo del boxeo es siempre peligroso. ¡A ese bajo mundo del boxeo hay que darle un duro nocaut!