Critican la  ausencia del BD en la Liga Nacional

Critican la  ausencia del BD en la Liga Nacional

Peter Gammons
MLB.com

Doug Melvin no siente envidia por el contrato de $214 millones que Prince Fielder firmó con los Tigres; de hecho, lo celebra.

“Prince se perdió 13 juegos en seis años con los Cerveceros”, dijo el gerente general de Milwaukee. “Siempre trabajó duro, jugó para ganar y fue un gran compañero”.

Lo que le preocupa a Melvin es el gran movimiento que se está dando. “Analicen los grandes contratos que se han dado en los últimos dos inviernos, especialmente a inicialistas”, exclamó. “Albert Pujols. Prince. Adrián González. Todos ellos pasaron de la Liga Nacional a la Americana, en parte debido a la posición de bateador designado. Es muy difícil para un equipo de la Liga Nacional garantizar esa cantidad de dinero a un jugador al final de sus 30’s y hacerlo que juegue una posición defensiva.

 “El contrato de Pujols abarca más allá de sus 40 años de edad, y para ese tiempo probablemente seguirá siendo un gran bateador. Pero los Angelinos le pueden dar juego como bateador designado y mantenerlo fresco y saludable. Lo mismo sucede con González y Prince. Para estos tres peloteros de renombre, quienes son tremendos bateadores, existe una gran ventaja al ser firmados para jugar en la Liga Americana. Vale la pena analizar esto y pensar acerca de que ambas ligas jueguen bajo las mismas reglas”.

Los dos contratos más grandes jamás firmados son los de Alex Rodríguez por $275 y $252 millones, ayudados por el conocimiento de que en caso de desgastarse físicamente, el toletero podría ser utilizado como bateador designado. Los Mellizos sabían cuando firmaron a Joe Mauer por $184 millones que podrían colocarlo como BD para proteger su espalda y rodillas. Mark Teixeira puede descansar. Cuando los Tigres contrataron al venezolano Miguel Cabrera por $152.3 millones que abarca de 2008-15, pensaron que podría ser BD, puesto que podría desempeñar este año con su compatriota Víctor Martínez lesionado.

La noción también aplica a bateadores jóvenes de alto calibre. Un equipo de la Liga Nacional no hubiera canjeado al dominicano Michael Pineda por el venezolano Jesús Montero sin contar con la opción del bateador designado en caso de tener procelas como cátcher. El BD le da a los Indios tres opciones, junto a la receptoría y la inicial, para el dominicano Carlos Santana. Hace de Michael Young un jugador invaluable para los Rangers.

El bateador designado se ha convertido en una posición extremadamente importante para los clubes de la Liga Americana debido a la flexibilidad que brinda.

 David Ortiz  pudiera ser el último de los BD’s puros, y como el gerente general de Boston dice, “David es un caso especial”. Hubo cinco peloteros que calificaron para un título de bateo como bateadores designados, y Ortiz los superó a todos por al menos 12 jonrones, 101 puntos de slugging.

Zoom

Contratos altos

De acuerdo con Cot’s Contracts, los nueve contratos más altos de todos los tiempos involucraron a equipos de la Liga Americana.

Matt Kemp ($160 millones, 2012-19) y Troy Tulowitzki ($157 millones, 2011-20) son las únicas firmas en la Liga Nacional entre los 14 mejores contratos.

Pregúntenles a los Cachorros qué tan felices están de haber contratado al dominicano Alfonso Soriano; o a los Astros acerca del panameño Carlos Lee, sin tener la posición de bateador designado disponible.