Crisis vs Romance
Amor en tiempos de crisis

Crisis vs Romance<BR>Amor en tiempos de crisis

La cruda realidad de la difícil situación económica se ha sentido hasta en los bolsillos más abundantes de nuestra sociedad. Pero no por esto debemos dejar a un lado la creatividad y el ingenio para disfrutar los momentos que agradan a ese ser tan especial que está a nuestro lado. Muchas parejas hoy se encuentran en

la búsqueda de alternativas económicas para festejar San Valentín y se preguntan ¿Qué hacer con un presupuesto limitado? La buena noticia es que ¡sí hay soluciones! Es tiempo de retomar tradiciones románticas que se han perdido durante los años. Las crisis son precisamente, momentos de cambios y no todo es negativo. Es momento de salir a los parques, hacer cenas en la casa a la luz de las velas, de tomar la cocina bajo tu mando, de pensar en las pequeñas cosas que a veces olvidamos y que tanto gustan a nuestras parejas.

No es necesario contratar a un grupo musical muy bien afinado para dar una serenata. Reúne a tus amigos y diles que te acompañen a cantarle su canción preferida, aunque no sepas hacerlo bien y se oiga mal. Ella valora tu riesgo.

Sorprende a tu pareja con un cartel bien grande en dónde expreses tu amor y colócalo en un lugar visible que todos vean lo que sientes por ella. Sé ingenioso y con poco dinero compra “postit” de diferentes colores y decórale su auto, la puerta de la habitación, su espejo o algún lugar importante para ella y en cada uno escríbeles mensajes de amor. Nunca pienses que lo que haces es ridículo; ridículo es no hacer nada por la persona que amas. A veces nos aferramos a regalar cosas materiales y olvidamos la esencia misma del amor, de ese amor que sólo le importa hacer el bien y hacer sentir bien. Pensemos en lo que trasciende. Lo material pasa, pero el acto de locura, el papel descabellado que hiciste en público por ella o por él, queda en su memoria y en su corazón para siempre.

¡Anímate! ponte de acuerdo con sus compañeros de trabajo y prepara la sorpresa más importante de su vida. No necesitas grandes cosas para lograrlo. Una sola flor tiene muchos  pétalos y todos tienen el mismo olor.