Crisis económica y salud

Crisis económica y salud

En este tercer y último artículo sobre la comparecencia del doctor Leonel Fernández Reyna ante la Cámara Americana de Comercio, el pasado 21 de abril, analizaremos los conceptos emitidos por el Ex-presidente de la República cuando fue cuestionado sobre la seguridad social.

Expresaba el doctor Fernández Reyna, estar totalmente de acuerdo con el concepto de la Seguridad Social en la República Dominicana pero analizó una serie de factores por los cuales la aplicación del mismo no se ha llevado acabo de una forma exitosa.

Desde la falta de voluntad política hasta la improvisación, pasando por la carencia de recursos han jugado un roll primordial para que esta Ley (87-01) que fue promulgada por el poder ejecutivo, el 9 de mayo del 2001, no haya arrancado de una forma definitiva.

Dos preocupaciones fundamentales externó el doctor Fernández Reyna, la primera era sobre el costo de la aplicación de la seguridad social y la segunda sobre una vez determinado lo primero, era detectar las fuentes de los recursos para la aplicación de la misma.

Cálculos realizados para la implementación de la referida Ley, de una forma universal (al mismo tiempo sobre toda la población), determinó que se hubieran requerido de RD$44 mil millones de pesos en el año 2001. Estos cálculos fueron realizados tomando en cuenta una tasa del dollar de 18 por 1. Si lo actualizamos con la tasa vigente de 46 por 1, se requerirían hoy en día la friolera de RD$122 mil millones de pesos anuales. Esto es el equivalente del total del presupuesto aprobado para el presente año.

Como es obvio tiene razón el doctor Leonel Fernández Reyna de estar preocupado por conocer el costo de la aplicación universal de la Seguridad Social, pues como acabamos de expresar tal cifra hace impensable su aplicación universal del inicio.

Es sobre la base de un programa de gradualidad que dicha Ley puede irse aplicando, debido a que nuestro presupuesto en salud para este año es de RD$12,000 millones de pesos, solo un 10% de lo que se requeriría, sin tomar en cuenta las distorsiones que presenta nuestro presupuesto en lo concerniente al sector salud, como lo analizamos en el pasado artículo del 9 de mayo en que una serie de distorsiones hacen aún más precario la real disponibilidad de recursos que asigna el Estado a la Secretaría de Salud Pública.

La segunda preocupación que externó el doctor Fernández Reyna, en su comparecencia ante la Cámara Americana de Comercio, era que una vez estimado el costo de la aplicación de la seguridad social en al República Dominicana, seria fundamental determinar las fuentes de los recursos económicos que harían posible la aplicación de la misma.

En una exposición de la doctora Helaine Gregory titulada «Reflexiones en torno a los modelos de gestión de la atención a la salud de las personas en Puerto Rico» dictada en la Fundación Funglode y que preside el doctor Fernández Reyna, el día 20 de noviembre del 2003, expresaba a doctora Gregory que en Puerto Rico, el gobierno invierte 1.3 billones de dollares (RD$60 mil millones de pesos) para atender una población de 1.7 millones de personas. Pero lo que es más interesante que pese a esta cuantiosa inversión de dinero, cuando se encuestaron a las mismas esta estaba insatisfechas con el servicio y la cobertura que se les brindaban.

Por lo antes mencionado es que el doctor Leonel Fernández Reyna siempre ha expresado que no son solo determinar el costo del proyecto ni identificar las fuentes de los posibles recursos, los únicos aspectos importantes para el éxito de la Seguridad Social, sino que entran múltiples factores en juego como son: la capacidad gerencial, la preparación del recurso humano, la colaboración de los diferentes actores que intervienen en el sector salud y sobre todo la firme voluntad política para llevar acabo tan ambicioso proyecto que redundaría en provecho de toda la población nacional.