Crisis económica  se lleva a gobierno irlandés

Crisis económica  se lleva a gobierno irlandés

La petición de rescate a la eurozona y la grave crisis económica se han llevado por delante al Gobierno irlandés del liberal Fianna Fáil. El primer ministro Brian Cowen cedió ayer a las presiones de sus socios de Gobierno y al creciente descontento de los irlandeses y anunció que disolverá el Parlamento y convocará elecciones anticipadas  a partir de Año Nuevo.

Pero no ahora, ya que, según explicó,  Irlanda necesita antes cerrar el proceso de negociación con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea para evaluar el plan de rescate y, sobre todo, sacar adelante los Presupuestos, que incluyen un severo recorte de 6.000 millones de euros -el 4% del PIB- el año próximo, con fuertes recortes de gasto, el despido de unos 20.000 funcionarios y varias subidas de impuestos. Irlanda negociaba ayer  los detalles de un plan de rescate internacional de hasta 90.000 millones de euros (123.000 millones de dólares), tras un acuerdo considerado como una «rendición» por la población y que  resultó fatal para el gobierno.