Creen podría tener efecto dominó

Creen podría tener efecto dominó

PANAMA (AP) — La decisión de Costa Rica de romper relaciones con Taiwán suscitó interrogantes sobre los efectos que tendría en América Central, donde varios países cuentan con tratados de libre comercio con Taipei y no parecen dispuestos a cambiar su rumbo diplomático por presiones de China.

El presidente costarricense Oscar Arias anunció el miércoles que su país romperá los lazos de casi 60 años con Taiwán para formalizarlos con China.  Arias consideró que la medida redundará en prosperidad y desarrollo para los costarricenses, al destacar el peso económico mundial que tiene China.

Incluso, dijo que la ayuda que daba Taiwán no era suficiente.  Honduras y Panamá coincidieron en señalar que respetan la decisión soberana de Costa Rica, en tanto que El Salvador expresaba su interés de entablar relaciones con China pero sin afectar sus lazos con Taiwán.  «Honduras mantiene inalterable sus estrechas relaciones de cooperación con Taiwán y respeta la decisión soberana que adoptó Costa Rica en torno al tema», dijo a la AP el viceministro de Comercio Exterior, Jorge Rosa. 

El secretario de comunicación de panamá, Erich Rodríguez Auerbach, dijo en un comunicado que el gobierno mantendrá su política actual de impulsar relaciones comerciales con China y vínculos diplomáticos con Taiwán.  Panamá firmó un tratado de libre comercio con Taiwán en 2004; Guatemala en 2005, mientras que Honduras y El Salvador en mayo de 2007. 

Para algunos analistas, determinar las implicaciones que tendría la medida costarricense es complejo debido a las posiciones diversas y a los posibles intereses que existen en los países de la región respecto a las relaciones con Taiwán.

«Hay unos (países) que están muy comprometidos», señaló a la AP el director del Centro de Estudios Latinoamericanos en Panamá, Marcos Gandásegui en alusión a la cooperación de Taiwán a Centroamérica por unos 180 millones de dólares entre 1992 y 2006. «Son posiciones confusas y con intereses sectoriales».  Para Taiwán es importante el rumbo que puedan tomar otros países en el continente.

De los 24 países a nivel mundial que siguen manteniendo relaciones diplomáticas con Taiwán, la mitad está en Latinoamérica.  La decisión costarricense de seguro reactivará el viejo debate en el país canalero sobre la conveniencia o no de seguir de la mano con la diplomacia de Taipei.  Gandásegui es de la opinión que «Panamá debería pensar más en los intereses de país y no en intereses sectoriales».  China es el tercer usuario del canal; vende más de 2.000 millones de dólares en mercadería diversa a la zona libre de Colón.