Cree se deben mantener incentivos al turismo

Cree se deben mantener incentivos al turismo

POR SOILA PANIAGUA
El secretario de Turismo dijo ayer que el gobierno  mantendrá «determinados» incentivos al sector turístico, pese a las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que se eliminen las facilidades impositivas.

Asimismo, el licenciado Félix Jiménez declaró que someterá un proyecto de ley al Congreso Nacional que modifica las actuales legislaciones, para complacer las exigencias del organismo.

«El presidente Leonel Fernández nos instruyó a todos de que se debía conservar determinados incentivos, de manera que no se produjesen ningún género de mal entendido, ni de paralización del desarrollo turístico que nosotros estamos procurando para el país», puntualizó, tras señalar que el turismo es el corazón de la economía dominicana.

Manifestó que la Secretaría de Turismo fue consultada con relación a la eliminación de los incentivos a determinados sectores del aparato productivo y que se determinó que no se podían eliminar todo como demanda el FMI.

Los incentivos al sector turismo van desde facilidades en el pago del Impuesto a la Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios, ITBIS, hasta exenciones en el pago del Impuesto Sobre la Renta.

Jiménez manifestó que se puso de acuerdo con el director de Impuestos Internos, Juan Hernández, y con el secretario Técnico de la Presidencia, Temístocles Montás, en la elaboración de un proyecto de ley donde se establece cuales zonas tendrán incentivos, las ofertas complementarias y otros aspectos relativos al apoyo al desarrollo de una hotelería de alta calidad y mejores precios.

Dijo que ese proyecto de ley de modificación de las tres leyes que tienen que ver con el incentivo turístico, tiene como objetivo complacer parcialmente lo que ha pedido el FMI, de que se eliminen los incentivos impositivos, sin obstruir el desarrollo del turismo.

Especificó que las autoridades darán prioridad a los proyectos que tiendan a revalorar la oferta hotelera del país.

Aclaró que todo el que está disfrutando de los incentivos seguirá haciéndolo, tal como establece la Ley 158 sobre Desarrollo  Turístico y sus modificaciones.

También especificó que los proyectos que están en estudio hasta el momento en que se aprueba la nueva ley que modificará y sustituirá la ley 158 y las dos modificaciones que recientemente se le hicieron, también disfrutarán del régimen de incentivos de las actuales leyes, ya que éstas no tienen efectos retroactivos.

«Los mismos megaproyectos y proyectos específicos concretos de hoteles que están acogidos a esta ley seguirán bajo el mismo canon legal de los derechos que ya habían adquirido», dijo.

Agregó que lo que se va es redefinir la zona y el alcance los incentivos turísticos.

Afirmó que el gobierno seguirá protegiendo la hotelería de alta calidad y que ya el país ha logrado una importante meta en cuanto a la oferta del todo incluido.

 Añadió que por ahora se debe apoyar el desarrollo de una hotelería que atraiga visitantes que paguen US$195 y US$200 por noche y no US$50 y US$40 como ha estado sucediendo por años.

Resaltó la importancia de preservar e incentivar las inversiones en el desarrollo de las marinas, parques temáticos, centros de convenciones y feriales, campos de golf, porque tienden a mejorar el valor agregado que genera la industria turística.

Opinó que los incentivos lo que deben es favorecer las zonas que no tienen desarrollo, como son la Sur, la fronteriza y los lugares donde van los inversionistas, al menos, que se les ofrezca algún tipo de facilidades para aumentar el empleo y las riquezas en esos lugares.

Consideró que un buen gobierno en materia de turismo debe procurar que cada visitante gaste la mayor cantidad de dólares.

«Desde ese punto de vista, la oferta complementaria en todo el país debe seguir siendo tratada de manera especial, porque es el pueblo dominicano el que va a recibir finalmente los beneficios de los turistas que lleguen a nuestras playas, a nuestros territorios», dijo el secretario de Turismo.

Refirió que el gobierno tiene proyectado invertir entre este año y el 2008 unos US$700 millones en infraestructuras turísticas de los cuales cerca de US$500 millones favorecerán las provincias de San Pedro de Macorís, La Romana y la Altagracia.

Esas comunidades serán favorecidas con la construcción de carreteras, puentes, caminos vecinales y acueductos.

Mientras que en Puerto Plata, Sosúa, Cabarete, Río San Juan y Samaná recibirán unos US$100 millones del sector turístico, dijo.