Crecen traumas oculares por violencia

Crecen traumas oculares por violencia

La dirección del hospital Marcelino Vélez Santana expresó ayer su preocupación por la elevada cantidad de casos de trauma ocular, asociados a problemas de violencia, que son atendidos en ese centro asistencial. El doctor Herbert Stern, jefe del servico de Oftalmología del hospital, dijo que se trata de traumas causados por piedras, palos u otros objetos, que en algunos casos han ocasionado la pérdida del ojo afectado.

«Realmente es alarmante el número de casos que nos están llegando, asociados a peleas, riñas entre muchachos y otras situaciones de violencia, y queremos llamar a los padres para que tomen medidas encaminadas a evitar este tipo de problemas», expresó.

Stern citó como ejemplo el caso del menor Ramón Cherry, de 14 años, quien fue ingresado a ese centro de salud el pasado sábado, tras ser atacado con bengala, que le produjo un trauma en el lado izquierdo de la cara y la mano derecha, con posible perforación en el ojo izquierdo.

Indicó que el niño será operado este miércoles por el equipo de cirugía oftalmológica del hospital Marcelino Vélez Santana, para tratar de salvarle el ojo, aunque señaló que los daños sufridos en el globo ocular son muy severos.

Explicó que se trata de un caso desde el punto de vista social complicado, ya que el niño fue llevado por una vecina y nadie de su familia ha ido a visitarlo, por lo que el costo de la operación será cubierto completamente por el hospital.

El especialista dijo que parte del interés del director del hospital, doctor Pedro A. Delgado Valdez, como del personal del servicio de Oftalmología, es llamar la atención a los padres ante el incremento de este tipo de casos.

Indicó que semanalmente al centro asistencial llegan de tres a cuatro casos de trauma ocular, algunos de ellos severos, principalmente en niños.

En ese sentido, insistió en la necesidad de que los padres tomen medidas encaminadas a evitar que sus hijos menores sean víctimas de agresiones de esta naturaleza.