Crece incertidumbre en Venezuela
por la estadía de Chávez en Cuba

Crece incertidumbre en Venezuela<BR>por la estadía de Chávez en Cuba

CARACAS
AFP.
 Venezuela vive días de incertidumbre debido al cáncer diagnosticado al mandatario Hugo Chávez, que gobierna desde Cuba y participa en la vida diaria del país gracias a mensajes de Twitter, lo cual aumenta las dudas sobre su futuro político, a un año de las presidenciales.

«Es una situación rara. El presidente está enfermo pero no ha habido traspaso de poder y se oyen pocas voces al respecto. Esto evidencia no sólo el personalismo sino la falta de Estado de derecho, de control entre los poderes públicos», declaró a la AFP María Teresa Romero, doctora en Ciencias Políticas y profesora de la Universidad Central de Venezuela. El sábado, Chávez viajó a Cuba para someterse a las primeras sesiones de quimioterapia contra el cáncer y no tiene fecha de retorno prevista a Caracas.

Desde principios de junio, el presidente ha pasado sólo 12 días en el país y ha sido operado dos veces para la extracción de un tumor maligno en la zona pélvica.

Los venezolanos no saben exactamente cuál es la magnitud del cáncer que sufre y siguen su evolución gracias a los mensajes que manda diariamente vía la red social Twitter.

«El pueblo merece una explicación precisa sobre la naturaleza de su enfermedad, sobre quiénes son sus médicos (…) Necesitamos rescatar la certidumbre», pidió el diputado opositor William Davila.

Chávez, en el poder desde 1999, aspira en 2012 a ser reelegido para un nuevo mandato de seis años. La oposición, tradicionalmente fragmentada, elegirá en febrero a un candidato único para hacer frente al jefe de Estado.

«Hay una gran lista de preguntas que tornan imposible la elaboración de escenarios: ¿El presidente participará en la campaña electoral si está enfermo? ¿Puede un líder chavista que ha estado años en la sombra ganar una elección? ¿El chavismo está dispuesto a aceptar una derrota electoral?», citó Luis Vicente León, director de la encuestadora Datanálisis.

Según este experto, el primer impacto de la enfermedad de Chávez en las encuestas ha mostrado justamente esta incertidumbre, porque las tendencias se mantienen intactas. En este momento, la popularidad del jefe de Estado rondaría el 50%. Chávez, desde Cuba, sigue conservando todas sus funciones de jefe de Estado y gobierno. La Constitución establece que una ausencia del presidente superior a cinco días debe ser declarada por el Parlamento como falta temporal y el vicepresidente asume provisionalmente el poder. «Ni aspiro a ser presidente ni mucho menos tengo aspiraciones a ser traidor a nuestro país, a nuestro pueblo, y mucho menos a la lealtad que el presidente Hugo Chávez ha depositado en nosotros», reiteró en estos días el vicepresidente Elías Jaua. Pero para los analistas, la batalla por el poder dentro del oficialismo ha comenzado entre diversas facciones.

Zoom

Batalla por el poder

Para los analistas, la batalla por el poder dentro del oficialismo ha comenzado entre diversas facciones: militares y civiles o pragmáticos y radicales. «Si el presidente no regresa pronto, los conflictos internos se van a agudizar. Chávez vino unos días y puso orden pero se necesitan señales claras: cuándo va a volver o si la quimioterapia está yendo bien», lamentó Romero. Para León, la ausencia del presidente genera «un vacío de Chávez», ya que el presidente ha acostumbrado a los venezolanos a una presencia prácticamente diaria en televisión, pero no un vacío de poder.