Correa valora apoyo de Mirabal para pistas

Correa valora apoyo de Mirabal para pistas

El presidente de la Federación Dominicana de Atletismo, Gerardo Suero Correa, tuvo palabras de elogios para el Ministro de Deportes por acoger el llamado de que se levanten, en las escuelas que se pueda, pistas de atletismo, aunque sea de seis carriles y de 100 metros.

Ayer el titular de Deportes, el doctor Jaime David Fernández Mirabal expresó que la propuesta de la Federación Dominicana de Atletismo, de que se construyan pistas o medias pistas en las nuevas escuelas que construirá el gobierno, es un excelente planteamiento porque amplía las potencialidades para practicar deportes.

Dijo que el atletismo es uno de los deportes que pueden ser más fácil su masificación a menos costo y con mayores posibilidades de obtener medallas en Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, en Mundiales y Juegos Olímpicos.

El  Ministro reiteró el compromiso  de luchar para contribuir desde el deporte a superar toda forma de pobreza, violencia y exclusión. Se mostró  satisfecho por el apoyo de todas las fuerzas vivas de la provincia Hermanas Mirabal y del sector deportivo, y especialmente del Ayuntamiento, de la Casa de la Juventud, de la Oficina de Desarrollo de la Mujer al Maratón del pasado domingo.

Expresó que con ese tipo de iniciativas, que surgen desde el corazón del pueblo, es que se puede garantizar sostenibilidad a toda la inversión que el gobierno puede hacer en el área deportiva.

Felicita los ganadores. Jaime David aprovechó para felicitar a Jorge Luís  Adames y Andreína de la Rosa, de San Juan de la Maguana, por sus victorias en el Maratón Hermanas Mirabal.

Zoom

Gerardo Suero

El presidente de la Federación Dominicana de Atletismo declaró que el atletismo es un deporte bastante barato a nivel escolar, ya que con unos tenis y unos pantalones cortos y una franela se puede practicar ese deporte. Manifestó que en las escuelas hay miles y miles de alumnos con muchos talentos en las diferentes categorías y eso lo pudo palpar en el último convivio en el Olímpico.