Coria y Gaudio avanzan en París

Coria y Gaudio avanzan en París

PARIS (EFE).- Guillermo Coria y Gastón Gaudio se impusieron en los dos duelos fratricidas entre argentinos de la jornada al vencer, respectivamente, a sus compatriotas Juan Mónaco y Guillermo Cañas, en la tercera jornada del torneo de Roland Garros, segundo Grand Slam de la temporada.

La jornada dejó también la buena noticia de la victoria de Juan Ignacio Chela, que dio cuenta del joven español Fernando Verdasco, y del mal sabor de boca de la derrota de Mariano Zabaleta, trigésimo cabeza de serie y que perdió contra el croata Mario Ancic.

Coria volvió a demostrar porqué es el tercer favorito del torneo y porqué todos le colocan en las quinielas de ganador, tanto por el buen momento de forma como por su gran especialización a la tierra batida y se impuso a Mónaco (7-5, 6-1, 6-3).

El jugador, que al igual que en la primera ronda empezó dubitativo y acabó pletórico, se mostró exultante y al término del partido aseguró que el de París es su torneo favorito junto con el de Montecarlo que ganó este año.

En cuanto al joven Mónaco, procedente de la fase previa, demostró que tiene un gran futuro y dejó buenos raquetazos en Roland Garros.

«El Mago» se enfrentará en la tercera ronda contra el croata Ancic, que venció hoy a Zabaleta (6-3, 6-4, 3-6, 6-4) en un partido en el que el argentino hizo un mal juego y se despidió del torneo con su peor actuación desde 2000.

La jornada sirvió también para terminar el duelo entre Gaudio y Cañas que había quedado inconcluso ayer porque la noche se echó encima.

Gaudio, que había perdido el último duelo con su compatriota en Acapulco este mismo año, se impuso (6-2, 2-6, 6-4, 3-6, 6-2), con lo que puso el parcial entre ambos 6-3 a su favor.

Según confesó tras el encuentro, afrontó con más confianza que su rival el set que dejaron ayer pendiente.

«Entre argentinos nunca salen partidos buenos, hay demasiada carga emotiva», indicó Gaudio, que afrontará ahora, sin tiempo para el reposo, al checo Jiri Novak, decimocuarto favorito, un rival que calificó de «difícil».

Chela pasó como una apisonadora por encima de Verdasco (7-5, 6-2, 6-2), al que faltó experiencia para contrarrestar el buen tenis que hoy desplegó el argentino.

Con esta victoria, el argentino iguala su mejor actuación en Roland Garros, que la había logrado el año pasado, y se enfrentará con el español Alex Corretja, dos veces finalista en París pero que afronta el torneo un tanto venido a menos, aunque con la intención de reverdecer viejos laureles.

También se mostró muy firme el chileno Nicolás Massu, undécimo favorito, que pasó por encima del bielorruso Vladimir Voltchkov (6-3, 6-1, 6-0), en un partido en el que demostró que puede aspirar a grandes cosas en París.

El chileno alcanzó la tercera ronda, en la que nunca antes había estado en París, donde cayó en segunda en 2000 y 2003. Se enfrentará con otro especialista en tierra, el español Tommy Robredo, un joven jugador que puede complicarle la vida.

En el cuadro femenino, la argentina Paola Suárez, decimocuarto cabeza de serie, se impuso con soltura a la rusa Vera Douchevina (6-1, 6-4), lo que supuso un paso de gigante en sus aspiraciones de llegar lejos en Roland Garros, ya que en su zona del cuadro, no queda ninguna cabeza de serie hasta cuartos de final.

Su próxima rival será la ucraniana Tatiana Perebiynis, de 21 años, 103 del mundo, una jugadora de futuro pero a la que puede pesar la inexperiencia en un torneo de estas características.

El peruano Luis Horna, una de las sorpresas de la primera jornada cuando eliminó al australiano Mark Philippousis, favorito 18, no pudo continuar su aventura y al igual que le sucedió el pasado año, fue derrotado en segunda ronda por el español Galo Blanco, en un partido muy luchado (2-6, 6-4, 1-6, 6-2, 6-3).