Controversia en Perú por difusión de avistamiento

Controversia en Perú por difusión de avistamiento

LIMA,  (EFE).- La difusión del avistamiento de una veintena de indígenas nómadas voluntariamente aislados en la margen izquierda del río Las Piedras, en el departamento peruano de Ucayali, provocó hoy una controversia en el país.

Una misión de reconocimiento del estatal Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena), en compañía de miembros de la Sociedad Zoológica de Francfort (FZS), sobrevoló el 18 de septiembre el Parque Nacional del Alto Purús (Ucayali) y observó a 21 indígenas, entre mujeres, niños y jóvenes, que caminaban al lado del río.

Sin embargo, la observación de los nómadas fue difundida esta semana por el Inrena, que también verificó la existencia de una decena de campamentos, hechos de hojas de palmera, a lo largo de Las Piedras.

Al advertir el sobrevuelo de la nave, los indígenas se ocultaron entre la vegetación, mientras que una mujer, acompañada por un niño, amenazó a la avioneta con flechas en mano.

Comentaristas del canal estatal Televisión Nacional sugirieron que los indígenas fuesen invitados a integrarse al resto de la sociedad peruana, mientras los diarios en Lima publicaron hoy la ubicación exacta de los nómadas en la selva central del país.

En tanto, el Inrena declaró, a través de un comunicado, que “estos peruanos, desconocidos por la gran mayoría de la sociedad nacional, son peruanos que no piden ni reclaman nada a nadie».

“Pensamos que solo desean vivir sin ser molestados”, acotó el organismo.

El Inrena subrayó que se atenta contra los intereses de este grupo          cuando se informa de su existencia en la Amazonía peruana, según el diario El Comercio.

El patrón de nomadismo en esta época del año coincide con la baja profundidad del río por estiaje, la presencia de grandes playas donde aprovechan los huevos de tortugas acuáticas que anidan en las playas y se dirigen hacia las cabeceras de cuenca en busca de otros recursos que cazan, pescan y recolectan para comer, dijo la fuente.

Estos indígenas nómadas aislados voluntariamente se desplazan libremente por la frontera entre Perú y Brasil y residen por períodos en uno y otro lado de ella, de acuerdo a las evidencias de campamentos abandonados observados en la zona desde 2001, informó el Inrena