Continúan las lluvias en el Cibao, mientras que en Jimaní se reportaron 13 muertos

Continúan las lluvias en el Cibao, mientras que en Jimaní se reportaron 13 muertos

El desbordamiento del río Blanco en Jimaní, provocó la muerte de 13 personas, más de 50 heridos y decenas de desaparecidos.

Los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas laboran en la identificación de los cadáveres mientras las intensas lluvias y la escasa visibilidad aérea ha impedido la llegada de más miembros de este organismo castrense aunque ya fueron enviados varios miembros de las Fuerzas Armadas y el Ejército Nacional por vía terrestre.

En tanto, en Santiago, las inundaciones provocadas por las lluvias de los últimos tres días han dejado sin el servicio de electricidad a varias poblaciones de San Francisco de Macorís y La Vega, debido a la caída de dos torres con líneas de transmisión de 138 mil voltios, conectadas en el trayecto Canabacoa-Bonao mientras que los aguaceros continuaron hoy en todo el Cibao.

Varias brigadas de la Empresa de Electricidad del Norte hacían esfuerzos, la mañana de HOY, para restablecer el servicio, pero las lluvias han impedido que las torres puedan ser levantadas y reconectado el suministro.

El ingeniero Rafael Domínguez, gerente regional de Edenorte, informó que sus técnicos han tomado las previsiones de lugar y anunció que, en un tiempo prudente, la electricidad será restablecida.

El director regional, Rosendo Rodríguez, aseguró que se han producido daños de importancia en la zona agrícola de Moca, por la perdida de plantaciones de yuca, plátanos y habichuelas, así como cientos de kilómetros de caminos vecinales que han sido prácticamente destruidos.

Indicó que desde anoche los aguaceros arreciaron y lo que parecía hasta ayer inofensivo para las labores agrícolas se ha convertido en un problema porque las lluvias han seguido con intensidad.

El tránsito de vehículos era dificultoso en carreteras y autopistas mientras decenas de personas en Santiago confrontaban dificultades para llegar a sus centros de trabajo.

Los prolongados y constantes aguaceros que afectan el Cibao Central desde el viernes han cobrado dos víctimas y dos personas se encuentran desaparecidas. Millares de tareas de diferentes cultivos se encuentran sepultadas en Nagua.

Las autoridades del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos(INDRHI) comenzaron desde ayer en la mañana a desaguar la presa de Taveras.

El ingeniero Víctor Hugo Castellanos, encargado regional del INDRHI explicó que se le sacan 260 metros cúbicos por segundo a la presa, de unos 300 que recibe.

Minerva Santos, encargada de la Defensa Civil en esta localidad informó que decenas de afluentes del Yuna se han desbordados inundando miles de tareas sembradas de arroz, yuca, plátanos, batata, ñame y yautía.