Continúa conflicto entre Cultura y Teatro Robalagallina

Continúa conflicto entre Cultura y Teatro Robalagallina

POR JORGE RAMOS
El subsecretario administrativo de la Secretaría de Cultura precisó que no realizará un tercer pago a Teatro Robalagallina, hasta tanto no llegue a un acuerdo con Juan María Almonte para hacer una evaluación que se corresponda con los gastos presentados por concepto de la gira nacional de la obra “Mataron al chivo.com”.

Mediante una carta publicada en la edición de ayer de este diario, Alexander Santana reveló que del presupuesto general aprobado de un millón de pesos para dichos montajes, esa cartera desembolsó RD$600.000 en dos partidas de RD$300.000.

“Al enviar a esta secretaría la última liquidación de gastos, necesaria para los próximos pagos, comprobamos que el director de Robalagallina presentó altísimos cargos por concepto de honorarios como autor de la obra, director y regidor de escena de los  montajes.

Santana califica como “más agravante” que en ese detalle de cuentas aparecieran cobrando funcionarios de la Secretaría de Cultura en labores tan importantes como las de producción del evento, acciones que asegura, no se corresponden con la política de transparencia y seriedad con que el licenciado José Rafael Lantigua ha instruido para el manejo de la parte administrativa de la institución.

 El funcionario reiteró que la futura entrega de fondos siempre estará sujeta a una liquidación de los gastos realizados, que corresponda con la realidad y no con un dispendio alegre de un presupuesto que con mucho sacrificio se ha destinado a promover el teatro independiente dominicano.    

ALMONTE DICE QUE SANTANA MIENTE

El actor Juan María Almonte dice que en su afán por justificar la retención durante cinco meses de los 400 mil pesos que la Secretaría de Cultura aún adeuda a Teatro Robalagallina, por concepto de la gira con la obra “Mataron al chivo.com”, el subsecretario administrativo emitió unas declaraciones plagadas de mentiras e incoherencias.

“En primer lugar, es absolutamente falsa la afirmación de que Teatro Robalagallina carece de personalidad jurídica. El registro legal nuestro data del mes de julio del año 1994 de la Secretaría de Estado de Industria y Comercio. En segundo lugar, si como señala el señor Alexander Santana, la ausencia de detalles de los beneficiarios del proyecto es una importante irregularidad en el presupuesto presentado, ¿porqué  aprobó dicho presupuesto y no lo remitió antes a nosotros para su corrección?  No sólo aprobó el presupuesto, sino que ha girado en base al mismo dos cheques por la suma de RD$300.000 cada uno. Está claro que es él el único responsable de esa supuesta o real irregularidad.

En tercer lugar, yo aparezco en el presupuesto con una asignación de RD$10.000 por cada presentación de la obra, en mi calidad de director y regidor de escena, y con una asignación global de unos RD$45.000 por concepto de derechos autorales, condición que comparto con Reynaldo Disla, a quien corresponde una suma similar.

Es decir, devengo menos de RD$14.000 por cada función de la obra, siendo la persona con mayor responsabilidad en ella, a lo que Santana llama altísimos honorarios”.

En cuanto a que en el presupuesto aparecen funcionarios de esa Secretaría con funciones tan importantes como la de productor del evento, Almonte respondió que la figura de “productor” no existe en el presupuesto. 

“Por último, si fuera cierto que los alegatos suyos son la razón por la que no nos han pagado, ¿por qué entonces a casi cuatro meses de finalizada la Feria del Libro aún no se han saldado las deudas a los coreógrafos, bailarines y actores que participaron en ella?

Apelamos a la sensatez del secretario de Cultura para que le ponga fin a esta desagradable situación”.