CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Existe algún tipo de dieta o alimentación especial para combatir el coronavirus?

R: Ante la epidemia causada por el nuevo coronavirus (COVID-19) ha crecido el miedo y la desinformación a través de las redes sociales, en relación a su origen, contagio, prevención y manejo. Se han divulgado muchas informaciones falsas sobre los beneficios que podrían tener ciertos alimentos. En tal sentido, ninguno de los siguientes alimentos controla la infección por el COVID-19: jengibre, ajo, zanahoria, cítricos, huevos, agua alcalina, etc. Por otro lado, los científicos del Instituto Tecnológico de Monterrey niegan que hayan recomendado a través de las redes sociales, el uso de una dieta alcalina para controlar esta pandemia, a base de aceite de oliva, zumo de limón (sin azúcar), té de cúrcuma, jengibre, bicarbonato de sodio y cloruro de magnesio. Hasta el momento ninguna organización sanitaria ha recomendado el consumo de determinados alimentos. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha formulado una serie de recomendaciones sobre seguridad alimentaria, útiles para evitar la propagación del coronavirus:
1- Evitar el consumo de alimentos crudos y poco cocinados. El consumo de los cárnicos bien cocinadas es seguro si se manipulan correctamente durante su preparación.
2- Evitar el consumo de animales enfermos o especies que hayan muerto a causa de alguna enfermedad.
3- Usar distintas tablas de cortar y cuchillos al manipular carnes crudas y alimentos cocinados.
4- Manipular con cuidado las carnes, la leche o las vísceras crudas para evitar la contaminación cruzada con alimentos no cocinados.
5- Lavarse las manos antes, durante y después de haber manipulado alimentos.
Además, recomienda que los viajeros y las personas que están recluidas por el virus, deben mantener un estilo de vida saludable, consumiendo una dieta variada, equilibrada y adecuada a su condición de salud, con alimentos higiénicos y bien cocinados, ingiriendo líquidos abundantes; dormir 7-8 horas al día, practicar ejercicios físicos y mantener el contacto con sus seres queridos por vía telefónica o a través de las plataformas digitales, para evitar la depresión y la angustia. No abusar del alcohol, el tabaco y otras drogas.
En conclusión, la mejor manera de fortalecer nuestras defensas corporales es: consumir una alimentación saludable, practicar ejercicios físicos, dormir bien, controlar el estrés y alejarse de los vicios.