CONSULTORIO DE FAMILIA

CONSULTORIO DE FAMILIA

Pregunta del lector: Hay períodos de mi matrimonio que me siento muy sola. Me confundo porque después de un tiempo se pone muy cariñoso y cercano conmigo.  ¿Qué cree podría estar pasando con él? 

Respuesta de la terapeuta: Los seres humanos poseemos dos  fuerzas que rigen nuestro campo emocional. Una es la cercanía y otra la distancia. Podemos danzar entre una fuerza emocional y la otra, y en cada pareja se pueden manifestar con intensidades diferentes en períodos distintos.

Estas suelen fijarse desde la temprana infancia a partir del campo emocional de los padres. Me parece que la cultura juega un papel importante en su manifestación o expresión. Nuestra cultura promueve más cercanía emocional, contactos físicos en la mujeres, más comunicación, estar más cerca.

 En el hombre promueve la distancia, pocas habilidades en la comunicación, menos involucramiento en los asuntos familiares.

Las fuerzas emocionales tanto de unión como de distancia operan en la relación de pareja creando tensiones entre ambos. Cuando  en uno de los dos la fuerza que opera es la de distancia, él puede sentir que su pareja está muy cerca, que quiere compartir más tiempo de lo que él tolera o ella quiere saber más  acerca de él.

  Esto le crea una tensión interna muy fuerte, se activa la fuerza emocional de  sentirse invadido, sofocado, privado de su espacio, reaccionando con conductas para evitar la cercanía.

No es que usted le sofoque, sino que él no resiste mucha cercanía. Sin embargo, si en usted opera la fuerza emocional de cercanía, la  distancia de su pareja la hará sentirse abandonada, excluida.

Su respuesta ante tal sensación de abandono podría ser la de intensificar su demanda de compañía,  diálogo, afectos, querer estar más tiempo juntos.

Si el nivel de intensidad  emocional de distancia es muy alto y usted intensifica su demanda de cercanía es muy probable que él busque mecanismos de evitación entre los cuales podrían estar imbuirse más en el trabajo, con los amigos, en sus hobbies, en la religión o con otra relación emocional.

Lo certero sería que usted explore si esta danza ha sido la forma de operar en la relación. Detectar los períodos de tensiones.

 Revisar qué fuerza emocional manifiesta cada uno de ustedes y tratar de ajustarlas de manera que él no se sienta sofocado y usted abandonada.