Considera un abuso orden conducencia

Considera un abuso orden conducencia

POR DIEGO PESQUEIRA
El director de Prisiones, general Juan Ramón de la Cruz Martínez, calificó como un abuso y exceso de poder que un juez de la ejecución de la pena de San Cristóbal, dicte orden de conducencia en su contra por no entregar una carta de buena conducta en favor de un narcotraficante que busca la libertad condicional por haber cumplido la mitad de una condena, pero que ha tenido un mal comportamiento en prisión.

De la Cruz Martínez dijo que no procede entregar una carta de buena conducta al recluso Luis Ramón Valdez Reynoso, debido a que el 20 de octubre del 2005 se le ocuparon dos porciones de marihuana en La Victoria y fue trasladado al 15 de Azua. En tal sentido, dijo estar sorprendido de la aptitud adoptada por el juez, la cual califica como una desconsideración.

De la Cruz Martínez afirmó no entender las razones por la que el juez de la ejecución de la pena de San Cristóbal dictó conducencia en su contra, cuando siempre Prisiones ha sido representada por sus abogados y el alcaide del 15 de Azua. No obstante, De la Cruz Martínez, entiende que nadie puede obligar a que se emita una certificación de buena conducta en favor de un preso, sin conocer su comportamiento e historial dentro del penal.

RESPETUOSO DE LA JUSTICIA

El director de Prisiones se definió como una persona respetuosa de la justicia, por lo que “jamás actuaré de forma que pueda entorpecer la sana administración de justicia”.

Manifestó que si no fuera representado por los abogados del departamento jurídico, tendría que salir de un tribunal y entrar al otro. El juez de la ejecución de la pena de San Cristóbal ordenó el arresto y conducencia de De la Cruz Martínez, para que explique su negativa a certificar la conducta del recluso Valdez Reynoso. Alega el magistrado que ha solicitado en varias ocasiones  una certificación sobre la conducta del reo que guarda prisión en el 15 de Azua y no ha recibido respuesta de la Dirección de Prisiones.