Consejos para el cuidado de las uñas

Consejos para el cuidado de las uñas

Es posible corregir la forma y el tamaño de las uñas, aunque cada tipo de uñas necesita un tratamiento diferente. También es posible saber que tipo de color va mejor en cada momento o a cada tipo de piel. Los trucos te lo dirán.

• La forma y el tamaño de las uñas se pueden corregir muy ligeramente con la lima y el esmalte.
• En las uñas cortas y anchas, los bordes deben dejarse crecer y no limar nunca hasta la carne; la forma, ligeramente ovalada.
• En las uñas alargadas en forma de almendra, se liman respetando la forma del ángulo, es decir ovaladas.
• En las uñas triangulares, se deben limar respetando milímetros de borde.
• Las uñas largas rectangulares, se liman rectas, sin apurar los bordes, siguiendo una línea perpendicular al dedo.
• Y las uñas redondas, se liman en óvalo dejando crecer un poco los bordes para aumentar su longitud.
• La base es indispensable, incluso bajo un esmalte transparente, para proteger las uñas y fijar la laca.
• La laca seca en unos minutos, pero no está totalmente hasta pasados 30 minutos.
• Los aceites esenciales, algunos jabones y algunas cremas de manos pueden oscurecer el tono.
• Después de la segunda capa, pasar el pincel por el borde de cada uña y hacer lo mismo con el fijador.
• Los largos baños calientes no son buenos para las uñas, ya que deshidratan.
• Los cepillos de uñas deben tener las cerdas rígidas para limpiar bien las bacterias y no separar el borde de la uña.
• El esmalte de uñas no se debe secar jamás al sol, no sobre un foco de calor, ya que provoca que se levante enseguida y que la base se vuelva amarilla.
• No hay que aplicar la laca de uñas justo antes ni después del baño porque la humedad, como la grasa, impide su adherencia.
• Para secar el esmalte instantáneamente, pasar los dedos por el grifo del agua fría unos minutos después de aplicarlo.
• Si el color desborda en la piel, presionar con un bastoncito de algodón impregnado de desmaquillante justo en la mancha.