Consejo de la ONU preocupado por inestabilidad Haití

Consejo de la ONU preocupado por inestabilidad Haití

NACIONES UNIDAS (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU mostró ayer su inquietud por la inestabilidad en Haití, pese a la mejora de la situación de seguridad tras el despliegue casi total de las fuerzas de la Misión de Estabilización en el país (MINUSTAH).

   Así lo expresó, en una declaración a la prensa, el presidente de turno del Consejo, el embajador de Brasil, Ronaldo Mota Sardenberg, tras una reunión celebrada por este órgano de máxima decisión de la ONU para evaluar la situación en el país caribeño.

   «Los miembros del Consejo resaltan que la reconciliación nacional, la seguridad y el desarrollo económico continúan siendo la clave para la estabilidad de Haití», declaró el diplomático brasileño.

   Subrayó la necesidad de que la MINUSTAH mantenga su apoyo al gobierno de transición en su tarea de mejorar la seguridad y el ambiente político para que se logre el objetivo de celebrar elecciones a finales de este año.

   «El Consejo alienta a todos los actores políticos en Haití a continuar con un diálogo incluyente y a renunciar a la violencia, e insta a todos los partidos políticos y a los votantes haitianos a participar en el proceso electoral», manifestó el embajador.

   Aparte de la seguridad, que ha mejorado no sólo por la presencia de la MINUSTAH, sino también por las operaciones conjuntas con la Policía Nacional Haitiana, el presidente del Consejo también destacó como paso positivo la puesta en libertad de algunos de los dirigentes de la Familia Lavalas.

   En este sentido, instó al gobierno de transición a acelerar la liberación de otros casos todavía pendientes, como es el del ex primer ministro Yvon Neptune, quien continúa encarcelado sin cargos y que como protesta se mantiene en huelga de hambre.

   El Consejo también expresó su preocupación por las acusaciones de violación de los derechos humanos, incluidas algunas denuncias contra agentes de la policía haitiana, que todavía no han sido debidamente investigadas por las autoridades.

   Por otro lado, el Consejo instó al gobierno de transición a activar la comisión nacional para el desarme, desmovilización y reintegración de ex combatientes para que inicien sus programas y desarmen a todos los grupos, incluso ex miembros del ejército.

   El Consejo consideró como un avance la decisión del gobierno haitiano de establecer un programa de compensaciones para los ex militares, pero resaltó que este tipo de planes debe formar parte de una «solución integral y duradera».

   Los miembros del Consejo viajarán a mediados de abril en una misión especial a Haití, en la que participará también un grupo asesor del Consejo Económico y Social.

   Por ello, pidieron a las autoridades provisionales del país caribeño que diseñen programas concretos que se estudiarán en esta misión, para que los países que se han comprometido a asistir financieramente a Haití empiecen a hacer efectivas sus aportaciones.