Conferencia OMC UE bajo presión por subsidios agrícolas para evitar tranque en Doha

Conferencia OMC UE bajo presión por subsidios agrícolas para evitar tranque en Doha

POR GUY DE JONQUIÈRES Y FRANCES WILLIAMS
En Hong Kong

Aumentó la presión sobre la Unión Europea ayer para acordar una fecha firme para eliminar los subsidios a las exportaciones agrícolas, mientras los ministros de la Organización Mundial de Comercio batallaban por encontrar formas para hacer avanzar la ronda Doha en la reunión ministerial de Hong Kong que se inició el jueves.

Rob Portman, representante de comercio de Estados Unidos, dijo temer que la reunión de seis días -para la cual solo se han fijado objetivos modestos- no lograra avanzar como esperaba y que pudiera concluir con poco más que el establecimiento de una fecha para nuevas negociaciones.

Celso Amorim, el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil y líder del Grupo de los 20 países agrícolas en desarrollo, hizo eco de ese criterio pesimista: “Temo decir que, hasta ahora, no podemos ver mucho avance en la agricultura”.

EEUU y el G20 dicen que la ruptura del tranque en la agricultura es clave para avanzar en el resto de las negociaciones. Ellos insisten en que le corresponde a la UE mejorar su oferta sobre el acceso al mercado y están presionando porque se acuerde esta semana un compromiso para reducir gradualmente los subsidios a las exportaciones en el 2010. Ya la UE acordó en principio poner fin a los subsidios a las exportaciones, pero se niega a establecer un cronograma hasta que EEUU se comprometa a reformar sus créditos a las exportaciones agrícolas y los programas de ayuda en alimentos, que según Bruselas dice representa una competencia injusta. También desea que Canadá y otros países desmantelen los monopolios de comercio estatales.

Mariann Fischer Boël, el comisario de agricultura de la UE, dijo que no había posibilidad de que la UE hiciera “concesiones unilaterales”. Peter Mandelson, comisario de comercio, dijo que ningún otro país hasta ahora ha dado señales de cumplir con las demandas de Bruselas.

El señor Portman dijo que de todas formas están entusiasmado con los indicios de que la UE pudiera estar lista para mejorar su oferta agrícola, si otros, principalmente países en desarrollo ofrecieran abrir sus mercados de bienes y servicios de forma más audaz.

También los ministros están luchando por acordar un paquete de comercio y medidas para los países pobres, que ellos esperan sea uno de los pocos resultados tangibles de la reunión de esta semana. Incluiría incremento en asistencia técnica, eliminación de impuestos y cuotas a las importaciones y medidas para ayudar a los productores de algodón de África Occidental.

El señor Portman ofreció ayer excluir las exportaciones de algodón de África Occidental de las restricciones comerciales. Sin embargo, la propuesta tendría poco impacto, porque los productores no exportan a EEUU y solo enfrentan una tarifa de 2%.

“Es una promesa vacía”, dijo Phil Bloomer, de Oxfam. “El problema de los productores de algodón de África Occidental no es el acceso al mercado. Son los subsidios que llevan al `dumping´”.

Otras discusiones sobre el paquete se concentraron ayer en asegurar que el plan libre de tarifas y cuotas cubra tantos productos de los países pobres como sea posible.

EEUU ha reiterado que es poco probable que se aplique a las importaciones de textiles de Bangladesh y Camboya, que, dice, son demasiado “comptetitivas”.