Con guerra de Irak aumentó reclutamiento
de terroristas

Con guerra de Irak aumentó reclutamiento <BR>de terroristas

WASHINGTON (AFP).- La guerra en Irak provoca un mayor reclutamiento de nuevos terroristas en todo el mundo, indicaron los servicios de inteligencia estadounidenses en un informe parcialmente desclasificado ayer.

“El conflicto en Irak se convirtió en una ‘causa célebre’ para seguidores de la Yihad, alimentando un profundo resentimiento contra el involucramiento de Estados Unidos en el mundo musulmán y generando un mayor apoyo al movimiento global de la Yihad”, afirma el informe.

El informe revela que Bush, quien asegura que la guerra en Irak ha dado más seguridad a Estados Unidos, fue alertado en abril por las agencias de inteligencia respecto a que el conflicto estaba sirviendo, de hecho, como agente de reclutamiento a los grupos terroristas.

La evaluación además parece apoyar las afirmaciones de Bush en relación a que las tropas estadounidenses deben permanecer en Irak para dar un golpe significativo en la guerra contra el terrorismo.

Si los combatientes de la Yihad que dejan Irak “se perciben a sí mismos y son percibidos como que han fracasado, consideramos que menos combatientes serán inspirados para ir sumarse” a los grupos extremistas, señala el informe.

   Las revelaciones se produjeron en una entrega parcialmente desclasificada de la sección “consideraciones claves” de la Estimación Nacional de Inteligencia sobre terrorismo, que representa una visión consensuada de las 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos.

   El informe desclasificado destaca asimismo que las tácticas de contraterrorismo dirigidas por Estados Unidos han provocado serios daños al liderazgo de Al Qaida y a sus operaciones, aunque admite que el grupo representa aún la mayor amenaza para el territorio estadounidense y para sus instalaciones en el exterior.

 

Rechaza informe

WASHINGTON (AFP). –  El presidente estadounidense, George W. Bush, calificó este martes de “ingenuo” y de ser “un error” pensar que la guerra en Irak potencia el terrorismo mundial, y rechazó las supuestas conclusiones de un informe de inteligencia que así lo afirma.

   “A mi juicio, si no estuviéramos en Irak, (los terroristas) encontrarían otra excusa”, dijo en una aparición pública con el presidente afgano Hamid Karzai tras mantener conversaciones en la Casa Blanca.

   En un contraataque característico de un año electoral, Bush dijo que publicará partes de un reporte secreto de inteligencia que vincula a Irak con el terrorismo, y rechazó los informes de prensa del fin de semana sobre el documento por estar políticamente condicionados.

   “Una vez más hay una fuga (de información) desde nuestro gobierno, que se da en medio de esta campaña (electoral) para generar confusión en las mentes del pueblo estadounidense”, aseguró refiriéndose a las elecciones legislativas de noviembre.

   El domingo, importantes diarios estadounidenses informaron que el documento secreto, un resumen de la visión consensuada de 16 agencias de inteligencia estadounidenses, concluye que la guerra en Irak está avivando el extremismo en el mundo musulmán.

   Los informes de prensa, que citan a funcionarios que conocen la Evaluación Nacional de Inteligencia, parecían contradecir los reiterados mensajes de Bush en los que asegura que la invasión a Irak en marzo de 2003 ha hecho de Estados Unidos un país más seguro frente a las amenazas terroristas.

   Pero un funcionario al tanto de las conclusiones que esboza el documento dijo a la AFP, con la condición de mantener el anonimato, que éste advierte que una retirada de Irak también motivará a los islamistas extremistas, argumento que Bush defiende.

   Bush aceptó que los terroristas están usando el sangriento conflicto como una “herramienta de reclutamiento” y criticó a quienes han “adivinado qué hay en el informe y han concluido que entrar a Irak fue un error”.

   “Discrepo fuertemente. Creo que es ingenuo. Creo que es un error que la gente crea que seguir con la ofensiva contra gente que quiere dañar al pueblo estadounidense, nos da menos seguridad”, dijo a la prensa.

   Bush dijo haber discutido el tema con el director nacional de Inteligencia, John Negroponte, y le ordenó hacer públicas algunas partes clave del informe “lo más rápido posible”.

   El presidente confirmó que el informe de inteligencia fue concluido en abril pasado y dijo a la prensa que el proceso de acopio de evidencias terminó en febrero. Dijo además que el momento en que salen los informes de la prensa muestran que la fuga de información tiene motivación electoral.

   “¿No es interesante? Alguien se los llevó para filtrar información clasificada con fines políticos”, dijo.

   Por otro lado, Bush se negó a comentar las duras críticas del ex presidente demócrata Bill Clinton a la manera en que el actual gobierno encaró la amenaza terrorista durante sus primeros meses de gestión, antes de los ataques del 11 de setiembre de 2001 en Estados Unidos.

   “Dejaremos que la historia juzgue las diferentes acusaciones y todo ese asunto. Yo no tengo tiempo para estar acusando”, añadió.

   Influyentes legisladores demócratas pidieron a Bush que cuente “toda la historia” sobre el informe confidencial y que Negroponte “comparezca en el Senado” a puertas cerradas para responder a las revelaciones que aparecieron en la prensa.

   “Queremos asegurarnos de que lo que hacemos en Irak y en todo el mundo contiene y destruye la amenaza terrorista”, dijo el senador demócrata Dick Durbin.

   “Este informe necional de inteligencia sugiere lo contrario: que nuestra estrategia en Irak está incrementando el problema y no disminuyéndolo”, agregó.