Con chispas
Sergio, un show en escena

<STRONG>Con chispas<BR></STRONG>Sergio, un show en escena

Ser artista, para muchos se define con la palabra “cantar”, mas un verdadero artista debe completar ciertas facetas que demuestren su versatilidad en el escenario. El del merenguero  Sergio Vargas si que es un buen show. Esto lo pudimos confirmar el pasado lunes en la discoteca Jet Set, donde “El negrito de Villa”,  se entregó al público con buenas interpretación y excelente acompañamiento. Sin  coreografía, Sergio tuvo una gran noche, a tal punto que la gente no quería que bajara. A propósito, el también diputado está hablando menos en los shows y esto es aplaudible.

Juliana es esperada en NY

Sobre la presentación de la  merenguera Juliana O’Neal en el quinto aniversario del espacio televisivo “Súper éxitos” (“El No. 1”), a realizarse el  sábado 20 del presente mes en la ciudad de Nueva York, se ha creado una gran expectativa dentro de la comunidad dominicana residente en “La gran manzana”.  Según informa Nicky Parra, mánager de la mambera, el hecho de que sea la única mujer  que actuará en el show que se realizará en el Unite Palace, así como la gran pegada que experimenta  la intérprete de “Estúpido”, su nuevo sencillo, en la ciudad de Nueva York, son algunos de los motivos.

¿Cherito mambero?

Monitoreando el dial de la radio  de la Capital  nos encontramos con un corte musical a ritmo de mambo o merengue de calle, como le llaman, y no podíamos creer que lo cantara Cherito. Esto porque el intérprete de “No one”, se ha destacado por grabar merengue derecho o lineal. “¿Por qué tú me quiere?” se llama el  corte que es letra y arreglo de Cherito. Justo es decir que está bien trabajado. Es mambo con clase.

Escándalos

¿Cuando será que algunos “artistas” van a entender que proyectarse a través de escándalos tarde o temprano se convierte en un bumerang, que se revierte en su contra? El pasado fin de semana, Vakeró se vio involucrado en un pleito con un tal Anerap (también de música urbana), provocando daños al hotel Howard Johnson de San Pedro de Macorís. Este último huyó, en tanto Vakeró estuvo detenido.