Comparación del gasto social
en dos administraciones

Comparación del gasto social<BR>en dos administraciones

RAMÓN NÚÑEZ RAMÍREZ
Es cierto, como reflejan estadísticas regionales, que el país exhibe en ciertos componentes del gasto social un nivel inferior al promedio latinoamericano. Sin embargo, en el período 1996-2000 el país estaba en franca arrancada para acercarnos a la media, pero el descalabro económico del 2000- 2004 derrumbó el gasto social y en estos últimos tres años el incremento ha permitido volver a los niveles anteriores a la crisis.

La deuda social con los pobres y los pobres extremos comenzó a ser saldada en la primera administración del PLD, pero bastaron cuatro años de administración perredeísta, con el pésimo manejo macro-económico y el torpe e ilegal salvataje bancario, para que esa deuda se incrementara, así como también el número de pobres, pues si mientras en el año 2000, último de la primera gestión del PLD, los pobres se habían reducido a un 28% y los pobres extremos a 9%, la administración del perredé elevó el número de pobres a 43 de cada cien dominicanos y los pobres extremos a 16; sin embargo tres años de crecimiento con estabilidad ha permitido, de acuerdo a un estudio del Banco Mundial, reducir en el 2006 a 36% la pobreza y a 13% la pobreza extrema, y con toda seguridad al cierre del 2007 esta administración habrá logrado disminuir la pobreza a los niveles del año 2000.

Ese aumento de la pobreza fue acompañada por un abandono a los más pobres por la vía de la reducción del gasto social y ese gobierno del PRD redujo el gasto social a 7.1% del PIB mientras este gobierno en el 2007 dedica 9.6% del PIB.

Tantas criticas a la salud, ellos que convirtieron los hospitales públicos en un desastre, llevaron ese gasto del 1.8% del PIB en el 2000 a 1.2% en el 2004; por el contrario, esta administración ha incrementado el gasto en salud a 1.9% del PIB en este 2007 y en el compromiso con la seguridad social ha elevado el número de afiliados del régimen contributivo de 45,607 en agosto del 2004 hasta un millón de afiliados al finalizar este año, y de un aporte de RD$102.8 millones a SENASA (la ARS de los empleados públicos) a RD$1,566 millones en este año. Las medicinas a los más pobres han recibido la eficiente gestión de PROMESE-CAL, que ha incrementado el listado de medicamentos y reducido en promedio el 40% de los precios.

El gasto en educación, una de las inversiones más eficientes para reducir la pobreza, fue reducido del 2.5% del PIB en el 2000 a 1.5% en el 2004, mientras para este 2007 el gasto en educación retornó al 2.5%, el gasto per cápita se incrementó en ese mismo período de RD$6,395 a RD$10,567 y el salario base promedio de los maestros de educación básica aumentó de RD$3,900 (US$82) a RD$6,925 (US$210).

El gasto en asistencia social, fundamental en un país con tantos pobres, se desplomó de 1.1% del PIB en el 2000 a 0.5% del PIB en el 2003 y esta administración ha elevado ese gasto al 1.7% del PIB. Asistencia social no clientelista, cuyos beneficiarios han sido seleccionados en base a un mapa de la pobreza con la participación de la sociedad civil, y en la actualidad 300,000 familias, especialmente madres solteras, son beneficiarios del programa Solidaridad, consistente en el sub- programa Comer es primero (RD$550 por familia) y $300 por cada hijo que asista a la escuela. Para este mes de diciembre los y las beneficiarias del programa recibirán el equivalente al sueldo 13 y el número de afiliados será incrementado en cien mil familias para comienzos del próximo año.

Los que fueron incapaces de mejorar el gasto social, los que no gobernaron a favor de la gente, además diezmaron el salario real de los trabajadores con una inflación acumulada de 130.83% en cuatro años, perdiendo los salarios la capacidad de compra de 25% solo entre julio del 2003 y el 2004; sin embargo esta administración, con una inflación de un dígito y tasas de crecimiento de 9.3%, 10.7 y 8% ha permitido elevar el salario real en 30%.

A los más pobres les redujeron las compensaciones sociales, les tumbaron el ingreso real, mientras a los más desfavorecidos, en adición a lo anterior, les quitaron el empleo y los que hoy, confiando en la supuesta mala memoria de los dominicanos y las dominicanas utilizan como slogan de campaña el “Miguel es empleo”, resulta que cuando tuvieron la oportunidad recibieron la tasa de desempleo en 13.9% y la subieron a 19.7%, provocando 232 mil nuevos desempleados, mientras esta administración ha creado 345,770 nuevos puestos de trabajo, reduciendo la tasa de desocupación a 15.4% (abril del 2007).

Es justamente por esa mejoría sostenida en la economía y el gasto social, así como el extraordinario desempeño en las labores de recuperación y reconstrucción del país que los trabajos de campo de las dos empresas encuestadoras con mayor nivel de credibilidad y acierto durante décadas de investigaciones en el país (Gallup y P&S) otorgan en el momento presente un nivel de simpatías entre 47-50% (en la Gallup si se eliminan los indecisos o los que no votarán aumenta a 50.4%) al candidato Leonel Fernández, mientras al candidato representante de la gestión anterior, ha pasado del estancamiento al descenso, perdiendo cuatro puntos, y lo que es peor situándose en un nivel de simpatías inferior a la votación obtenida en mayo del 2004 por su mentor, el agrónomo Hipólito Mejía.