¿Cómo debe ser el colchón ideal para descansar bien?

¿Cómo debe ser el colchón ideal para descansar bien?

EFE. REPORTAJE. Para descansar bien y que el organismo se reponga física y mentalmente, no sólo importa disfrutar de las suficientes horas de sueño, y  de una temperatura, humedad y ambiente adecuados en la habitación. También resulta fundamental reposar sobre un colchón que reúna las mejores condiciones.

Descansar bien, recuperarse del esfuerzo del día anterior, comenzar la nueva jornada con energía y ánimo, son algunos de los requisitos del descanso ideal, que la mayoría de la gente aspira a lograr cada noche y mañana, y no siempre consigue, entre otras razones, por falta de un colchón saludable. 

Se calcula que los seres humanos pasamos nada menos que una tercera parte de nuestra vida en la cama, durmiendo.   Con este dato a la vista, es evidente que conviene prestarle cierta atención al sistema de descanso que elijamos para descansar.

Según distintos estudios, más de un tercio de las personas de muchos países desarrollados, duerme mal con frecuencia, algo que repercute en el organismo y provoca la aparición de alteraciones del sueño.

Para los expertos de la firma de descanso Tempur, la mejor forma de combatir estas alteraciones es descansar sobre un colchón que se adapte a las curvas de la columna y sea respetuoso con los músculos que la rodean.

Recalcan, además, que es aconsejable que este elemento de descanso se ajuste a una cama cuya longitud mínima corresponda a la altura del cuerpo más 20 centímetros y tenga una consistencia media o amortiguada, lo cual ayuda a prevenir y aliviar los dolores de espalda.

El colchón ideal no debe tener más de diez años de antigüedad, y en caso de que los sobrepase. debe disponer de una vida útil superior garantizada por el fabricante.

A cada cuerpo, su colchón…  Lo más importante a la hora de elegir un buen colchón es que se adapte a nuestras características morfológicas y a nuestra postura a la hora de dormir.

La estatura y el peso son los dos factores clave: a mayor peso y mayor altura, mayor deberá ser la firmeza del colchón.

En el caso de que la pareja tenga características morfológicas muy diferentes, es recomendable que duerman sobre dos colchones distintos adaptados a las necesidades individuales de cada uno.

La mayoría de la gente no dedica ni siquiera unos minutos a probar el colchón al comprarlo, aunque los expertos así lo recomiendan. Además de permanecer tumbado el tiempo suficiente para comprobar que el colchón se adapta a la constitución del comprador.

Benito Milano, fisioterapeuta de la Federación Española de Fútbol, recomienda que si se duerme habitualmente con otra persona, esta prueba se realice en pareja. “Si hoy en día nadie se imagina comprar un auto sin probarlo primero, ¿por qué no probamos el colchón en el que pasaremos aproximadamente un tercio de nuestro tiempo cada día durante muchos años?”, se pregunta Paloma Pérez, directora de Marketing de IKEA.

Las claves

1.  La  gente
No dedica ni siquiera unos minutos a probar el colchón al comprarlo, aunque los expertos así lo recomiendan.

2. La mejor forma de descansar
Es sobre un colchón que se adapte a las curvas de la columna y sea respetuoso con sus músculos. La estatura y el peso son los dos factores claves: a mayor peso y mayor altura, mayor deberá ser la firmeza del colchón.