¿Cómo aliviar la fatiga visual?

¿Cómo aliviar la fatiga visual?

Se conoce como fatiga visual a la sensación de molestias en los ojos, picor, hinchazón, “arenilla” o pinchazos.
Entre los desencadenantes más comunes de esta afección ocular, el oftalmólogo Tomás Vargas señala que se le atribuye a los defectos visuales como hipermetropías, astigmatismos, miopías o combinaciones de estos en personas jóvenes que no han sido corregidas con lentes, u otras formas de corrección óptica.
Síntomas como dolores de cabeza, ojos y nuca, pesadez y cansancio de párpados, enrojecimiento, lagrimeo, ardor ocular, fatiga corporal, dolor de espalda, sueño constante, imposibilidad de realizar sus labores intelectuales y físicas, depresión… pueden ser señales de fatiga visual, asegura Vargas, presidente y fundador del Instituto Contra la Ceguera por Glaucoma (INCOCEGLA). Explica además que el uso prolongado de dispositivos electrónicos como celulares, computadoras, televisores… puede ser causa del cansancio visual, debido al esfuerzo ocular.
Sobre cómo se diagnóstica este padecimiento, el especialista explica que por lo general, los pacientes se presentan a consulta con los diferentes síntomas antes descritos. “Se someten a evaluación oftalmológica completa y si encontramos algunas de las patologías que las producen se procede a corregirlas”.
Una vez determinado el padecimiento, se corrigen los factores causales acompañándolos de gotas oftálmicas lubricantes para mejorar la película lagrimal, así como vitaminas ya sea por ingesta mediante medicamentos o con alimentación saludable. Además, ejercicios físicos al aire libre, deportes, recreación, dormir adecuadamente no menos de ocho horas, entre otros.
Para prevenir la fatiga visual los pacientes deben tener la disciplina de chequeos periódicos dependiendo de su condición visual. Así como la corrección de los defectos y su adecuado tratamiento.
“Llevar una vida sana, considerar el trabajo con descansos, las vacaciones, el deporte diario, compartir al aire libre, usar el menor tiempo posible los dispositivos electrónicos , limitándolos a su horario estricto de trabajo. Vivir lo más relajados posibles y sin estrés puede contribuir a una salud visual óptima”, asegura el especialista.