Comisión de Ética es un avance para el país

Comisión de Ética es un avance para el país

POR TANIA HIDALGO
El director ejecutivo de la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), Servio Tulio Castaños Guzmán, saludó ayer la creación e inicio de los trabajos de la Comisión Nacional de Ética y Combate a la Corrupción, al tiempo que resaltó el paso de avance que representa esa unidad para el país.

«A este importante paso se une la creación del Voluntariado de garantía de los Derechos Ciudadanos y Consejos Barriales, instituidos por la Secretaría de Estado de Interior y Policía, en colaboración con la Procuraduría General de la República y la Policía Nacional», señaló.

Explicó que ambos espacios de concertación y trabajo están entrelazados por el hecho de que la criminalidad y, por ende, la inseguridad se relacionan directamente con la corrupción.

Dijo que la FINJUS coincide con lo establecido en el decreto No. 101-05 que crea la comisión de que la corrupción se ha convertido en uno de los elementos más corrosivos de la legitimidad de las instituciones democráticas y en una fuente de merma de la credibilidad en el Estado, por lo que las acciones que los sectores e instituciones sociales realicen en el camino de erradicar sus efectos perversos en la economía y las políticas sociales, deben ser alentadas.

Explicó que la Comisión Nacional de Ética y Combate a la Corrupción tiene el mandato de elaborar, ejecutar y dar seguimiento a los planes, programas y proyectos impulsados por el Gobierno para combatir la corrupción, así como asesorar al Ejecutivo en los asuntos atinentes a la lucha contra la corrupción y el fomento de la ética y la transparencia.

Castaños Guzmán resaltó que esta iniciativa llega precisamente en el momento en que la sociedad demanda de manera articulada la adopción de medidas enérgicas que muestren la voluntad del gobierno central de impulsar acciones concretas que pongan freno al fenómeno de la corrupción, «las que espero sean asumidas de manera responsables por el Ministerio Público, la Contraloría General de la República y las autoridades del sistema monetario y financiero».

El director ejecutivo de la Finjus dijo que las expectativas generadas por la actuación del sistema de justicia para perseguir, acusar y sancionar los responsables de actos de corrupción han crecido en las últimas semanas, a la luz de la aparición de nuevos casos que involucran tanto a pasados como actuales funcionarios públicos.

«Por ello Finjus reitera su compromiso ante la sociedad de dar seguimiento a los propósitos y pasos concretos adoptados por las autoridades y llama a la ciudadanía a integrarse, en el marco de políticas y estrategias participativas, a las acciones que ambas comisiones articulen y que tengan como finalidad detener la corrupción y contribuir a la creación de un ambiente de seguridad ciudadana democrática y plena», puntualizó.

El pasado martes, el presidente Leonel Fernández juramentó a los integrantes de la Comisión Nacional de Etica y Combate a la Corrupción, la cual está integrada por José Joaquín Bidó Medina, presidente; el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina Toribio y el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito.

Además, Octavio Lister, del Departamento de Prevención contra la Corrupción (DEPRECO); Daniel Omar Caamaño, de la Contraloría general de la República; Julio Aníbal Fernández, de la secretaría de Finanzas y el sacerdote Víctor Masalles, en representación de la Iglesia Católica.