Comerciantes en Feria Ganadera se oponen a intento de desalojo

Comerciantes en Feria Ganadera se oponen a intento de desalojo

Los comerciantes de la Plaza Agropecuaria de la Feria Ganadera denunciaron que se les quiere desalojar para construir una nueva plaza sin ser compensados y garantías de que serán reubicados en espacios adecuados.

Explica que según la comunicación suscrita por el director ejecutivo del Patronato de la Feria Ganadera, Dr. Radhamés Silverio, a instancia del Secretario de Agricultura, se les otorgan un plazo hasta el próximo día 30, o sea cinco días, para desalojar sin ningún tipo de compensación, lo

que para ellos (los comerciantes de la plaza), es inaceptable e inaudito.

El presidente de la Asociación que aglutina a esos comerciantes, Víctor Madera, aclara que no se oponen a la nueva plaza, pero que debe permitírseles permanecer en el lugar hasta que sea terminada, reubincándolos en otro lugar.

Recuerda que los miembros de la entidad que preside, se han estado reuniendo con autoridades de Agricultura y el Patronato Nacional de Ganaderos, que son los que estarían instando al titular de la cartera, ingeniero Amílcar Romero, para que realice el desalojo de los ocupantes de los arpones , que ellos dicen les pertenecen.

Alega, además, que los espacios que les serían reservados serán muy pequeños en comparación con los que actualmente ocupan.

Asegura el señor Madera, que los espacios que ocupan los comerciantes desde hace casi 16 años de la Plaza Agropecuaria, son propiedad del Estado.

Madera dijo que «eso es totalmente inaceptable e inaudito que ocurra esto, y mucho menos en un período electoral como este, eso es increíble», y pregunto que «dónde está la sensibilidad de los funcionarios del Gobierno».

Aclaró que la posición asumida por los comerciantes de dicha plaza, no es política, sino simplemente defender el derecho de cada quien, cientos de personas que se ganan la vida y la de su familia, que se pretende tirar a las calles, el esfuerzo de tantos años.

Mostró una carta de fecha 24 de Noviembre pasado, dirigida al Presidente Leonel Fernández, en la que plantea la problemática.

Explicó que los afectados con el posible desalojo en una primera etapa, serían unos 20, quienes tienen deudas contraídas con entidades crediticias, con lo que les llevarían a la ruina económica, indefectiblemente.

Alega además, que en la plaza que se contempla construir con fondos donados por el Gobierno de Japón, no habrá espacio para los negocios cerrados, y además serían muy reducidos, como es el caso de las carnicerías, colmados, envases desechables y embutidos en general.

De manera, que no nos oponemos a que se construya la Plaza, pero tiene que haber condiciones mínimas para que todos los comerciantes que hoy ocupamos estos locales, también tengamos un espacio allí, advirtió.

La actual Plaza Agropecuaria aloja a unos 152 comerciantes, los cuales no caben en la nueva edificación que se contempla construir, porque solo en el caso de las carnicerías que ocupan espacios amplios, y sólo habría espacio para ocho, y son doce. aseguró.

Precisó que los espacios que se les reservarían en la nueva plaza tendría 10 metros cuadrados, cuando ahora disponen de 40, 48 y 50 metros.

Peguntó que sí al Gobierno no les costará ni un centavo la construcción de la Plaza , porque se pretende levantar en espacios tan restringidos.

Al demandar la intervención del Presidente de la República, el señor Madera reclamó, además al secretario de Agricultura y al director del Patronato de la Feria Ganadera, cumplir con los acuerdos verbales a que arribaron, y que permitiría un tratamiento justo en el proceso de reubicación.

También se pronunciaron en contra de la pretensión de desalojos, Mercedes Rodríguez y Alexis Suero, secretaria general y miembro de la Asociación de Comerciantes de dicha plaza, quienes advierten las consecuencias negativas que se derivarían de esa medida.

Mercedes recordó que lleva muchos años trabajando allí, donde ha hecho grandes inversiones y que actualmente tiene 29 empleados que tendría que tirar a las calles en caso de materializarse el desalojo.