Comentarios en breve
Política y dinero

<STRONG>Comentarios en breve<BR></STRONG>Política y dinero

Entre empresarios y políticos hay un matrimonio casi indisoluble. Tanto, que los estudios hechos en América Latina expresan que, dicho por uno y por otro, no se sabe quién manda a quién. Los empresarios son, principalmente, portadores de dinero. Los políticos son los portadores del poder que administra la polis. Ambos se necesitan para ejercer sus dominios. En el entretanto, los políticos latinoamericanos han cultivado muy bien la tesis de que sin dinero es imposible hacer política. ¿Qué hacer, entonces? Buscar dinero y buscar donde hay, bajo la premisa de la ley del toma y daca. En el proceso, los políticos han aprendido a amar el dinero.

EL CHOQUE

Hipólito Mejía

Está claro el criterio político con que el ex presidente Hipólito Mejía manejó su permanencia en el hospital. Por nada del mundo quería que se entendiera que su enfermedad era maligna y que afectaría sus aspiraciones.

R. Alburquerque

Muy positiva la iniciativa del Vice Rafael Alburquerque de incluir en el programa Solidaridad a unos 500 ancianos del barrio Cristo Rey.  Facilitar que un hombre o una mujer viva los últimos años con cierta dignidad, es plausible y honroso.

EL PERSONAJE

Juez de la junta central electoral

Eddy Olivares

El magistrado Eddy Olivares, juez titular de la Junta Central Electoral y quien fuera el primer Procurador Fiscal de la provincia Santo Domingo, acaba de elevar el “moro con bacalao” a una categoría que este plato muy propio de la gastronomía dominicana no tenía y posiblemente no pretendía alcanzar por estos tiempos. Ya no puede decirse, después de las declaraciones del doctor Olivares a El Caribe, que el moro y el bacalao constituyan un plato de pequeña alcurnia. Ya llegó a la mesa de un juez, de un magistrado que debió ser liceista o escogidista, por vivir en Santo Domingo desde niño, pero que prefiere ser leal a su región, aunque no a su pueblo, y se declara aguilucho. Piense usted lector, en un aguilucho que gusta del color azul, que prefiere el moro con bacalao a otras exquisiteces y que disfruta un bolero o una salsa.