Columbus Isle, las aldeas más bellas de Club Med

Columbus Isle, las aldeas más bellas de Club Med

ISLAS BAHAMAS, San Salvador. El sol, la luna y las estrellas, astros que guiaban a los antiguos navegantes y que ayudaron al descubridor europeo Cristóbal Colón llegar a América, son los motivos predominantes en la decoración del Columbus Isle, uno de los dos Club Med que operan en islas Bahamas.

Fundar villas en lugares exóticos pero aun vírgenes desde el punto de vista de la explotación turística es el objetivo primordial de esta cadena hotelera francesa, por eso también está en San Salvador, una pequeña isla de 7 por 12 millas ubicada a 199 millas de Nassau, capital de Bahamas, es decir a sólo dos horas de Miami en avión.

Columbus Isle es una de las aldeas más bellas de Club Med. Su nombre fue otorgado con el interés “de recordar el descubrimiento de América y en particular a Colón” por ser  Guananí, actual San Salvador, la primera isla que el almirante pisó al llegar a este continente.

Se trata de unas 280 habitaciones, de primera clase, teñidas de colores vivos azules, naranja, rojo, amarillo y verde que guardan dentro reliquias antiquísimas procedentes de lugares remotos de la India, Tailandia, China,  Amazonas en Brasil, África, Estados Unidos, Corea y Alemania.

Su fina decoración, rica comida, cordiales atenciones y ante todo exótico entorno, forman parte de la carta de presentación de Columbus isle.

Este hotel y resort ofrece al turista un destino romántico, ideal para los “lunamieleros” y amantes del buceo.

Columbus Isle está rodeado de preciosas aguas cristalinas de tonos verde azulados y llamativa arena blanca. Recientemente la revista Rodale´s Scuba Diving lo eligió dentro de los cinco mejores destinos de buceos del mundo. Este hotel está ubicado a lo largo de 80 acres de playa y a parte de bucear, aquí se puede practicar más de 60 deportes entre ellos tenis, voleibol, surfeo de vela, aquaeróbico, baloncesto, pesca y  ping pong .

Además, Columbus posee tres restaurantes, tres bares, piscina, discoteca, boutique, sala de televisión y lectura, kiosko de Internet y gimnasio.

En este hotel trabajan 300 empleados de más de 20 nacionalidades y al igual que el personal, su comida es internacional. Aquí el comensal puede disfrutar de un rico arroz panameño, un salmón a la Guadalupe o simplemente una tarta de mango norteamericana.

 

Un hotel- museo

Al momento de la creación del Columbus Isle el tema de su decoración fue básicamente el descubrimiento de América. No obstante, aunque sus instalaciones poseen muchos elementos que así lo definen, además se podría decir que éste es un hotel museo.

No hay un rincón de estas instalaciones que le falte una reliquia procedente de algún remoto lugar de Asia, África, América y Europa. Es un lugar exquisitamente decorado, en donde Club Med en sólo piezas antiguas invirtió unos 10 millones de dólares.

Son piezas únicas que hablan de su riqueza cultural por sí solas; entre ellas se pueden apreciar baúles, budas, figuras humanas, sillones, columnas, es decir todo un conjunto de culturas agrupadas en un lugar.

Por ejemplo, las mesas del bar principal están hechas de unas tapas de urnas del siglo XIX procedente de Tailandia y en donde guardaban las riquezas y restos de cuerpos humanos. Mientras más grandes eran las urnas más ricas las familias a la que pertenecían.