Colegio médico se retira de Consejo

<p>Colegio médico se retira de Consejo</p>

POR UBALDO GUZMAN MOLINA
El Colegio Médico Dominicano (CMD) se retirará del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) porque el gobierno, los sindicatos y el empresariado provocaron políticas “liquidacionistas” del Instituto de Seguros Sociales (IDSS).

El doctor Enriquillo Matos, presidente del CDM, dijo ayer, que el jueves pasado se conoció en el CNSS lo relativo a la reingeniería y el desarrollo del IDSS.

Explicó que ese día se dio una decisión peligrosísima que pone en riesgo la existencia de una institución que ha dado servicios a los pobres y pensionados. Dijo que la agrupación médica del IDSS, las enfermeras, los bioanalistas, los odontólogos y los farmacéuticos han decidido defender al IDSS.

Según señaló, el IDSS es una institución que ha sido marginada sobre la base de la falta de visión de las personas que integran el consejo directivo y que con un llamado de derecho a veto han producido una dificultad en el crecimiento y en la formación de “nuestros recursos en esa institución”.

Por otro lado, el presidente del CMD criticó que el Despacho de la Primera Dama destine RD$100 millones en una campaña contra el cáncer de mama, mientras el gobierno destina una subvención de RD$13 millones al Instituto Oncológico Heriberto Pieter.

Expresó que dos pacientes pueden consumir el presupuesto del Estado destinado a ese centro de salud.

Puso como ejemplo que un paciente con cáncer de mama puede consumir cerca de RD$600,000 a RD$1.0 millón.

Expresó que el Instituto Oncológico, debido a la subvención estatal, no puede dar respuesta ante los problemas de salud de las mujeres.

“Una de cada ocho mujeres dominicanas va a tener cáncer de mama”, dijo, tras lo cual añadió que las que tendrán menores oportunidades de enfrentar la enfermedad serán las pobres.

Entrevistado en el programa Aeromundo, el presidente del CMD consideró importante la promoción de la salud a través de una campaña publicitaria, pero cree que debe haber un equilibrio en los recursos para el sector.

Señaló que si esos RD$100 millones se hubiesen invertidos en el Instituto Oncológico, “eso significaría que estaríamos aportando cerca del 75% del presupuesto” de ese centro de salud.

Matos dijo que hoy los hospitales serán paralizados por dos horas, debido a que las autoridades no han respondido a los requerimientos del CMD, los odontólogos, los bioanalistas y las enfermeras.

Indicó que las enfermeras fueron trasladas y degradadas en enero y que cerca de doscientos profesionales de la salud no saben si han sido cancelados.

A su juicio, la serenidad del CMD ha sido alterada “sobre la base de la provocación y la falta de juicio de nuestras autoridades”.

Recordó que la República Dominicana es el tercer país con la inversión más baja de América Latina en el área de la salud.

Mostró preocupación por el resurgimiento de enfermedades  endémicas en el país, como el dengue y las gastrointestinales.

Criticó que el gobierno haya transferido recursos desde el sector salud para la construcción del Metro de Santo Domingo, mientras los pobres no tienen acceso a la salud.

Recordó que la inversión pública en salud representa el 1.8% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras en la mayoría de los países de Centroamérica y el Caribe es de un 4%.

Indicó que los niños pobres, debido a la desnutrición, tienen dificultades para ver, oír y aprender.

Abogó por la aplicación de políticas nutricionales dirigidas para los pobres.

Se quejó de que los hospitales no cuenten con el número suficiente de médicos y enfermeras, como el de Rancho Arriba, de San José de Ocoa, donde dos galenos durante tres años y se alternan el servicio.

Manifestó que los hospitales no tienen suficiente número de camas en el área metropolitana, mientras en los centros de salud de Jimaní, Independencia, los médicos no son nombrados o no quieren ir.