Coctelera

Coctelera

Muy buenos días, mi querido Magino. Decía ayer un chusco que solo han pasado unos cinco días del 2006 y a él le parece que han transcurrido varios meses, por lo mucho que se ha jodido la pista. Tengo para decirle que ese chusco puede que tenga razón, pero que se prepare para lo que le espera en este añito de elecciones chiquitas…» Ponerle condiciones a un presidente de la República como que la fuñe». Farmacia Mella…El gobierno estudia las medidas que tomará para enfrentar lo que califica de «especulación» que se ha desatado con precios de alimentos. No estaría de más recomendar el uso de la regla entre los estudios a realizar, pues el sistema «novo» ha descartado ese útil aparatito que tan buenos resultados daba en la vieja escuela…Como que es de «doble pespunte» eso de ponerle el frente a la Shell por la gasolina rompe vehículos que se vendió en estos días. Quien acusa a la Shell es Anadegas, por el hecho de que la multinacional anglo-holandesa tiene un 50 por ciento de las acciones de la Refinería. Pero, en ese caso, igual responsabilidad recae en el Estado, que es propietario del restante 50 por ciento. En este caso, Magino, no se puede cantar que «Somoza inauguró anoche/una estatua de Somoza/en el parque Somoza». Amén. Ahora, viejo charlatán, lo que sería un tremendo espectáculo es que Shell distribuidor, perjudicado con gasolina mala, demandara una refinería en la cual Shell tiene la mitad del capital accionario, además de la administración y el control…»Váyase en paz, mi compadre váyase en paz». Farmacia Mella… Gustaba tanto del béisbol y al mismo tiempo eran tan tapado de techo, que identificaba a los Reyes Magos como Melchor, Gaspar, Baltasar y Furcal… «No os desesperéis». Habrá regalo de juguetes en ocasión del día de Reyes. Se anuncia un reparto oficial en el Palacio de los Deportes y se habla de que el gobierno invertirá 45 millones de pesos en eso. Muy bien. Una de las cosas que sus adversarios criticaron siempre al doctor Balaguer, cuando era presidente, eran los repartos de juguetes a las puertas de su hogar en esta ciudad, así como también los regalos de juguetes que hacía cuando visitaba distintas poblaciones del país. El enigmático gobernante nunca hizo caso a esas críticas y seguía tan campante como el scotch aquel. Llevar alegría a los niños, aunque sean temporal, es algo muy noble. Al presidente Fernández le darán cajeta por lo que hace, pero hace muy bien. Que siga llevando alegría a los niños y que rumien los mayores… Protestar por los altos precios de los bienes y servicios es algo que se entiende, se comprende. Es algo a lo que tiene legítimo derecho toda la población que se sienta afectada. Ahora bien, protestar con alteraciones del orden público o buscando alterar ese orden, esa es una cosa bien distinta, pues nadie tiene derecho a que se fomente la destrucción de la propiedad pública y privada. El mensaje está lanzado…Evo Morales anda por España. El presidente electo de Bolivia, mi querido Magino, se mueve más que un trompo. Ya saludó a Fidel y a Chávez y ahora se faja con Zapatero. Que ate bien todos sus cabos, pues en Bolivia tendrá que atar sargentos y tenientes… Por cierto, viejito vagabundón, don Fidel está próximo a cumplir los 80 cocos y es un pitcher que tiene 47 temporadas ganando veinte o más juegos, sobre todo en una liga del carajo, y con vecinos que son la del diablo. Ahora la preocupación es la sucesión de Fidel. Mire, Magino, eso no es un juego. El indicado sucesor, Raúl, hermano del líder, no es un bizcochito, pues ya tiene 74 abriles. Públicamente ya hay sectores que señalan, como posible sucesor, al joven canciller Felipe Pérez Roque. ¿Qué pasará cuando desaparezcan Fidel y Raúl? Eso solo Dios lo sabe, pero puede usted estar seguro que la Cuba pre Castro no volverá, pues los cubanos necesitarían ser muy idiotas para caer en esa vaina otra vez. Bien, Maginito, acuéstese temprano, no se ponga de come-jaibas a guardarle yerba a los Reyes Magos, que se puede fuñir con los que persiguen a los usadores de yerbas, aparte de que ninguno de los adoradores del Niño Dios era vegetariano.