Coctelera…

Coctelera…

Hola, Maginito. Entonces tenemos que la botadera en el PRD ha gustado a turpenes del PRSC, quienes desean una copia del asuntito. El dirigente Tito Hernández quiere que le rompan la parpatana a gente que, según él, vendió al PRSC y recibió «un cajón de cuartos» en Casa de Campo, República de La Romana. Por cierto, Maginito, otro dirigente del PRSC, José Osvaldo Leger, asegura que la reunión del miércoles inició el camino de la reunificación reformista. Leger pidió, antes de las elecciones, un pacto por virtud del cual el PRSC respaldaría al PRD en una segunda vuelta electoral. Y para concluir con el PRSC, el también dirigente Angel Lockward cree que la cúpula del partido debió largarse el mismo miércoles, después que la reunión pasó cinco horas hablando «pendejadas». No hay duda alguna, el PRSC unido jamás será vencido…

Viejo Magino, las fotos que muestran presos iraquíes mientras son torturados por sus carceleros norteamericanos «horripilan y meten miedo de verdad», como cantaba el ratoncito Miguel. Es increíble que se tenga tan poco respeto por la dignidad humana. Sin duda alguna, viejo sinvergüenza, que Estados Unidos, con esos hechos, se gana la repulsa mundial. Ahora bien, Magino del alma, palmas para la libertad de prensa estadounidense. El mundo conoce cuanto pasa en el tristemente célebre ghetto iraquí por la libertad de prensa existente en los Estados Unidos e Inglaterra. Se podrá criticar, con razón o sin ella, los sistemas imperantes en esos países, pero es indudable que sus ciudadanos gozan del derecho a estar informados, cuando menos mucho más que en otras áreas boconas…

)Cree usted, viejito vagabundón, que los antiguos soviéticos vieron cositas de las que podía hacer Laventri Beria en su amada KGB en los días en que el ateo y disociador ganaba veinte juegos por temporada? Hable, carajo, no tenga miedo. Y hablando de miedo, miedo era lo que tenía la gente por estos lugarcitos, en la noche del 16 de mayo pasado, según dijo ayer el presidente Hipólito Mejía. Razones de sobra tiene el jefe del Estado para decir eso. Todo es verdad. Sobre todo, había miedo, mucho miedo, a que se fuera a armar una vainita con el conteo de los votos en la Junta Central Electoral. Por eso, caro viejo, cuando Mejía reconoció que le habían desguabinado el silibín, la gente le aplaudió y respiró tranquila. Por cierto, don Magino, alrededor de las 10:15 de la noche, a la redacción de HOY se le dijo que en el centro de cómputos del PRD, contabilizado el 80 por ciento de las papeletas electorales, el candidato peledeísta Leonel Fernández tenía un 54.5 por ciento del sufragio a su favor…

Lamentable la muerte del colega Andrés Veras, foto-reportero, quien prestaba sus servicios en la Dirección de Información y Prensa del Palacio Nacional. Conocí a Andrés Veras cuando se desempeñaba como telefonista de El Caribe, allá por los años 60. Lucha por superarse y a base de mucha lucha, se hizo fotógrafo. Y de los buenos. Trabajador, cordial, excelente compañero. El Caribe y El Nacional disfrutaron de sus servicios fotográficos. Y quienes laboraban en esos medios, de su cálida amistad. Paz a los restos del recordado Andrés…

Maginito, usted verá que habrá protestas y muchísimas pendejaditas más, con la vaina esa de la ley de áreas protegidas aprobada, mutilada, por los congresistas y que el presidente Mejía dijo ayer que promulgará tan pronto la reciba. En Washington había mucho interés en conocer que haría el mandatario con el instrumento, sobre todo en los organismos crediticios. Aquí, el embajador Hans Hertell le metió un torpedo a la ley, según publicó ayer El Caribe e, inclusive, la relacionó con el éxito del Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito entre nuestro país y el suyo, pendiente de aprobación congresional por ambos países. La aprobación local es un maní. La norteamericana es tremenda vainota. A esperar tocan…

Magino, vemos que el presidente Mejía envía un proyecto al Congreso, por virtud del cual se exonera un vehículo de motor, automóvil o jeepeta, preferiblemente, a cada síndico y vicesíndico. (Tremendo palo, Papo! Ya comenzaron las protestas de opositores. Y vendrán más. Por eso, Maginito, insisto: que se reforme la Carta Magna, y en ella se consigue, de manera expresa, que cada dominicano, al llegar a la mayoría de edad, es decir, a los 18 años, adquiere el derecho de importar o comprar en plaza un vehículo de motor, sin tener que pagar impuesto, trasa, tributo o gravamen alguno. (Así se hará justicia sin tener que ir ante la misma!