Coctelera

Coctelera

El finado y siempre recordado Julio Tonos hubiera dicho que don Ousmenes Jacques Mandang, representante local del Fondo Monetario Internacional (FMI) es medio “vizcaín”. Ese señor, que se mueve en el Congreso como pez en el agua, es la del carajo, pues parece que tiene una lengua más larga que un zapato de tenis. Será representante del policía económico internacional, pero de diplomático tiene muy poco. Por ejemplo, ¿qué carajo tiene que hablar del proyectado Metro? ¡Qué hable del tope de inversión que puede hacer el gobierno tras atarse con el FMI, pero que no diga cuáles son las inversiones que se pueden hacer y cuales no. Bien hizo el secretario de Finanzas, Vicente Bengoa, en ponerlo en su puesto. Que manden a Mandeng para allí mismito…

Entonces tenemos que Ramón Rogelio Genao, el secre del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) habla de la posibilidad de llevar a la justicia al ex-vicepresidente Carlos Morales Troncoso y a sus compañeros expulsados del partido que quieren heredar de Balaguer. Eso habría que verlo, sería tremendo espectáculo. Pero como estamos en la época de no te menees, don Ramón Rogelio también pide al presidente Leonel Fernández que “prohíba” hablar a nombre del PRSC a los funcionarios gubernamentales expulsados de esa parcela. ¡Cómo se ve Maginito, que el PRSC es de origen “silencioso”, es decir, gusta del zipper en la boquita más que el carajo!…

El Senado cogió velocidad, pues a su composición mayoritaria le convenía. El PRSC hizo una propuesta que cayó muy bien a los diputados, quienes la aprobaron y la remitieron a sus colegas de la Cámara Alta. Y allí, en dos lecturitas, se decidió que de ahora en adelante —como dice la canción— los recursos que el contribuyente se ve obligado a repartir para amamantar la vagancia partidaria se distribuyan en partes iguales entre los lerenes que logran el cinco por ciento o más de los votos válidos en los comicios. ¡Qué bueno es así! ¡El PRD no vaciló en dar su respaldo a la propuesta de su “adversario” socialcristianoreformistabalaguerista! Le gustó la idea después que lo pasaron al segundo lugar por la tremenda pela de palos que le dio este pueblo a los afanes continuistas del partido ex-antireeleccionista. Es una lástima toda esta pendejada, pues lo ideal sería que no se le diera un centavo, un solo centavo de las arcas públicas a estos camajanes para que jodan la pista por todo el país. Los más justo sería que los políticos buscaran sus propios recursos y no acogotaran un presupuesto que ya es tan golpeado por el organismo de los propios legisladores. La propuesta reformista, convertida en un instrumento al cual solo falta la promulgación, nunca fue consultada con la JCE, pues el reformismo sigue en sus trece en esta materia, solo que ahora carece de piloto. La Junta Central Electoral, por su parte, asegura que está imposibilitada de cumplir con la nueva disposición y, como había que esperarlo, el PLD protesta, pues se siente muy incómodo con eso de que el PRD y el PRSC cojan la misma cantidad de dinero que ellos, cuando los votos sumados de esos dos partidos en crisis no llegaron al monto obtenido por el organismo creado por Juan Bosch, que encontró respaldo en un electorado harto de aguantar sandeces…

¿Que los maestros irían a un paro? ¿Qué le dijimos sobre ese asunto, mi querido don Magino? Antes de que despidiéramos el 2004, le advertimos que una de las predicciones que no fallarían sería la que anunciaba una huelga de maestros. De las de los médicos nada nuevo hay que decir…

Si adquirir la casa en que nació Matías Ramón Mella conlleva una inversión de 4.5 millones de pesos, ese precio puede que sea una chilata. Sumas superiores a esa se invierten aquí en cualquier porquería. ¿Por que no hacerlo, entonces, para instalar allí un museo dedicado a exaltar, aún más, la figura del esclarecido patricio, con decisiva actuación en las mentes de la Independencia y de la Restauración? Lo que no se puede permitir, mi querido Magino, es que en la casa en que vino al mundo el esclarecido patriota, opere un billar y un bar…

¿Por que será que unos economistas que hoy son tan agresivos frente al proyectado Metro, nunca lo fueron frente a las inversiones hechas para los juegos Panamericanos y el préstamo de 610 millones de dólares para multiusos a construir por una empresa especializada en hacer parquecitos infantiles?