Coctelera

Coctelera

Magino querido, hay que prepararse para ver a través de las pantallas chicas —así se les llama por más grande que sean los receptores de televisión— el encuentro del “clásico mundial de béisbol” que protagonizarán hoy los conjuntos de Venezuela y Dominicana. Por tanto, y en lo que se calientan los tubos, le suelto una cartita de un amigo común.

Lea…”Eto ta jodón. Cualquiela no sale a fuñil la pista polque de culquiel lado le puede salil un atlacadol y ¡bingo! Pelo es que este es un país muy especial, como decía el anuncio del lon Belmúdez. De la mejol buena fe, el jefe de la Policía señala que adviltió a la gente de un banco que los iban a atlacal pelo que la segulidad bancalia falló. Calajo, ¿y pol qué la misma Policía, si sabía lo que iba a pasal, no espeló a los atlacadoles pala agalal a esa gente? No solo fue la segulidad bancalia la que falló…”  Mi pequeño lesol de Boca Chica sufle mucho y más suflen los cuelitos que tengo allí. Casi no va gente en estos días y ahola los apagones lo tienen todo lequejodido. Leo que hay 26 plantas fuelas, de un total de 42. Con un plomedio así nadie le ganalía a los distlibuidoles de “enelgía” si jugalan en el clásico de béisbol que tlabaja hoy. Es que los distlibuidoles dizque solo complan la enelgía que pueden pagal a los geneladoles y estos geneladoles siemple salen pol la puelta ancha, pues ploducen la que van a vendel y a coblal. Pol cielto, ¿hablá alguno que cobla todavía pol la “capacidad instalada”, no impolta la cantidad que ploduzca?…”  Quielo que se me pelmita dal mis conglatulaciones a la comentalista doctola Yolanda Maltínez, quien anoche inició su ploglama pol Digital 15 y que lo plesentalá de lunes a vielnes, a las nueve de la noche”. No hay que dal muchas vueltas pala sabel que el ploglama tliunfalá pues la bella guelillela es una mujel a quien no se le aplieta el pecho pala decil sus veldades. Suelte pala la quelida muchacha y muchos anuncios pala su ploglama…”  uno de los clientes de uno de los cuelitos que tengo en el lesol me contó una cosa que cualquiela no clee. El salió de una oficina y vio que un ladlón tenía medio cuelpo metido en su calo, a tlavés de un vidlio que había loto y que desalmaba el ladio. Comenzó a dal glitos y el ladlón salió huyendo en un calo, que dicen la Policía tiloteó después. Dos holas más taldes el homble acudió al destacamento pala plesental la quelella y leclamal al “segulo” pala que le pagalan su vidlio. Allí vio al ladlón de su calo sentado, junto a otlos plesos y cuando se lo dijo a un oficial, el oficial le contestó que ese homble había sido aplesado en un calo con muchísimos celulales y un ladio de batelía. Después mi amigo supo que la Policía lo mandó al ayudante del fiscal, y este funcionalio lo puso en libeltad polque nadie, factula en mano, había leclamado celulales de los ocupados al ladlonazo. Nos salvamos a nos jodimos, pues pala buscal lo suyo cuando se lo loban, hay que tenel factula y los ladlones están galantizados. ¡Qué mucho cole el nuevo código plocesal penal! Aun así cleo que la “doctlina Ludovino” de Jesús tendlá que sel aplicada”…”  El chinito ha aplendido más cosas que el calajo en los muchos años que ha vivido en este helmoso país y ya está viejo pala ilse a su campito en Shangai, donde ya no conoce a nadie. No puedo dejal abandonada a mi vieja ni a los cuelitos que me acompañan en el lesol. Pelo me hielve la sangle cuando oigo a cielta gente despotlical contla pobles  mujeles que venden su cuelpo —¿así se dice, no?— pala comel pelo se callan otlas cosas. ¿Y qué me dicen de todas esas muchachitas hipóclitas que tlabajan en muchísimos sitios o no tablajan y están listas pala salil con quien mejol pague sus  selvicios? ¿Qué me dicen de esas muchachas,?“señolitas” de tomo y lomo, que acuden a las citas cuando las piden pol teléfono pala dal “masajes” Esos sí son cuelos de veldad y no las pobles que buscan chelitos pala soblevivil. Pelo aquí todo pasa y palece que se necesitan escándalos estlemecedoles pala limpial esta sociedad que cleo mia y a la que quielo de veldad y le deseo la mejol suelte. Velemos que pasa en el futulo inmediato. Te ablaza y te quiele mucho, Choufán Fuyin”.