Coctelera

Coctelera

¡Hola, caro viejo! ¿Cómo andan las cosas. ¿O acaso no anda? ¿En ese último caso, busque una moto tipo saltamontes, que eso no necesita placa ni control oficial. Después no me diga que el moto-concho es señal de progreso…  Dicen por ahí, querido amigo, que una muy vieja firma embotelladora podría cambiar de manos en los próximos días o semanas. Y se cita a empresarios mexicanos como los adquirientes del asuntito.

En Radio Bemba se dio cuenta de que esa firma, hace algún tiempecito, fue ofertada a empresarios criollos. Algunos dijeron no a rajatablas. Otros negociaron y no se sabe por cuales razones se retiraron de la pendejada. Los empresarios mexicanos son agresivitos y no pierden tiempo para negociar. En Cuba han hecho formidables negocios en combinación con el gobierno comunista de Fidel Castro, especialmente en el turismo, el azucarero y en el campo de la energía…  Y ya que hablamos de energía, se puede esperar que el presidente Leonel Fernández gaste bastante en su viaje a Taipei, precisamente hablando de energía. Los chinos insulares pueden prestar un valioso servicio al país en ese aspecto y hasta el presidente de esa nación ha hablado de la cuestión. Mire, Maginito, si el presidente Fernández trabaja con habilidad —y no hay por que dudar que así lo haga— puede obtener buenos logros en ese viajecito bastante larguito y no Ciprián, pues la gente de Taiwán está muy interesada en este mercado dominicano, que no es el mercado modelo, pero que sí le podría abrir puertas, sobre todo ahora con el Tratado de Libre Comercio (TLC), que los chinos aprovecharían muy bien ya que los dominicanos joden tanto para hacerlo…  Decía ayer un chusco: “A mi que no me fuñan mucho la pista con eso de la isla artificial, pues lo que quieren en quitarme mis moteles a lo largo de la 30 de Mayo hasta Haina”…   ¿Qué el Metro impulsa la economía de Villa Mella? No joda, Magino! ¿Y usted cree que aquí todo el mundo come-jaibas? ¿O qué cree usted que pasó en Villa Mella durante las elecciones pasadas?…  Me dijeron que Yayo cree que el fallo en su contra es un mamotreto. Pero un colega suyo, desguabinado por su propio partido perredeísta entiende que lo suyo fue un Papotreto…  Hace un ratito, Magino adorado, hablamos del viaje que hará el presidente Fernández a Taiwán, y eso me recuerda alguito chino. Leo en El Nacional que funcionarios del gobierno del presidente Fernández favorecen el establecimiento de relaciones diplomáticas y consulares con la China Continental y hablan de que eso pondría a la disposición del país un mercado de 1,400 millones de habitantes. Suponemos que para exportar vagos. El Nacional afirma que el presidente Fernández se opone al asunto. Bien hecho. Mire, Maginito, soy de los que cree que a mediano o a largo plazo habrá una unificación de Taiwán con China. Es cuestión de tiempo. Pero no somos los dominicanos los que vamos a decidir eso. Una relación diplomática y consular con China significa la ruptura de las que se tienen con Taiwán. No hay por donde tomar. Está muy claro que ese pasito no será del agrado total del “hermano grande” que nos vigila al estilo orwelliano, y eso también hay que tomarlo en cuenta…  En materia de política internacional, por más que le critiquen, el presidente Fernández ha sabido manejarse. Se lleva muy bien con el bloque de naciones que pueden adversar y adversa al presidente venezolano Hugo Chávez Frías, sin participar en actos de especie alguna que pueda lastimar al controversial mandatario sudamericano. Mantiene, asimismo, una relación muy amistosa con el presidente Chávez Frías y con el bloque sudamericano que respalda a éste. Es decir, y con mucha propiedad, el pleito contra Chávez  Frías no es el pleito dominicano. El finado Joaquín Balaguer, cuando los comunistas locales se atosigaban de jaibas, mantenía nexos comerciales, deportivos y culturales, con el régimen de Fidel Castro. Y tanto Castro como el callado dominicano llegaron a la conclusión que las relaciones que necesitaban eran “de hecho” y esas las tenían. Y mientras comunistas del patio exigían relaciones con Cuba, Balaguer tomaba helados Copelia que Fidel le enviaba…  Eso mismo puede ocurrir ahora, mientras las reglas del juego no cambien, en los nexos domínico-chinos. Con China continental hay oficinas comerciales que operan sin cortapisas algunas. A nadie se le impide viajar a China continental y si es cierto que se reclama visado a los chinos que deseen entrar aquí, estos disfrutan de las mismas prerrogativas que otros extranjeros. Dicho sea con todo respeto para quienes quieren el mercado de China continental a su disposición, estamos de acuerdo con la forma de pensar y actuar, en esta ocasión, del actual jefe del  Estado.