Coctelera

Coctelera

Mi querido Magino ¡qué difícil es entender a su complicado país! Hasta hace un mes, más o menos, escuchaba los gritos de los dueños o gerentes de centros nocturnos, quejándose de las pérdidas que sufrían sus negocios por la situación de “inseguridad” que se vivía, porque la gente no quería salir a las calles después de las ocho de la noche. Ahora tenemos, viejo incomprendido, que esa misma gente se queja, denuncia que sufre cuantiosas pérdidas por las restricciones impuestas por el Gobierno para la venta de bebidas alcohólicas. ¡Quién entiende a tu país!…   El secretario Técnico de la Presidencia, el siempre afable Temístocles Montás, arma la de no te menees desde que publicó un extenso artículo en HOY la pasada semana. En un juicioso trabajo en el cual advierte a los “legisladores que vienen”, que se necesitará el concurso del Congreso Nacional para enfrentar el déficit cuasi fiscal del Banco Central. Eso, dicho en otras palabritas, no es otra cosa que el grito de ¡nueva reforma fiscal está por venir! ¿En qué consistirá ésta? Bueno, hay que esperar. Mientras tanto, don Temo recordó que también viene la Secretaría de Estado de Hacienda, para reemplazar a Finanzas, y la Secretaría de Estado de Planeamiento y Desarrollo, en sustitución del actual Secretariado Técnico…   ¿Qué se denuncia la falta de azúcar refinada y se pide que el Gobierno autorice la importación del dulce? La misma barca atravesando el mismo río. Por ahí debe venir la negativa de INAZUCAR de que la escasez es ficticia y veinte mil firmas más…   Dice doña Condoleezza que Estados Unidos ayudará la democracia cubana pero que jamás intervendrá en la isla caribeña. Mamacita, ¿dónde está Santa Claus?…   Un ejecutivo de Participación Ciudadana asegura temer que el PLD aproveche su mayoría en el Congreso venidero para aprobar las reformas que quiera en la Constitución y ni siquiera escuche las propuestas de la “sociedad civil”. ¿No joda, Magino? ¿Descubrieron el hilo en conitos o el helado de leche en palito?…   Koffi Annan, el distinguido secretario general de la ONU es un diablazo a caballo. Agotó un agitado programa en Haití y Dominicana. De aquí se marchó el domingo en la tarde y pocas horas después estaba al frente de sus funciones oficiales en Nueva York. Si usted observa la ropa vestida por don Koffi a la hora de salir de Santo Domingo y la que luce en el salón de sesiones de la ONU, verá que es la mismita, hasta sin corbata. Por cierto, Magino, no sabemos que le brindaron para comer a don Koffi por aquí, pero se marchó cantando alabanzas a la longaniza. ¡Mamacita!…   ¿Qué el hombre ha caminado sesenta kilómetros con una cruz a cuesta? ¿Y qué? ¿Acaso Solano no cantó que el Hijo de Dios fue al Calvario con una cruz a cuesta?…   ¿Qué sólo 79 funcionarios han presentado su declaración de bienes? ¿Y por qué no se procede en consecuencia? De pasada, Maginito, no estaría de más conocer cuántos funcionarios de “la administración anterior” presentaron esa declaración, a la entrada y a la salida? Interesante sería conocer, asimismo, cuántos legisladores han cumplido con la ley en la materia y cuantos lo hicieron en el período anterior. No, por nada…   El Ayuntamiento del Distrito Nacional, la Secretaría de Obras Públicas, los Boy Scouts, los Carmelitas Descalzos o quien sea, deben acudir, con la mayor celeridad posible, a reparar parte de la populosa avenida Luperón, de esta ciudad, por la cual transitan miles de vehículos de carga cada día. Las troneras abiertas en esa vía parecen cráteres lunares y exponen al peligro muchas vidas y bienes públicos y privados. Sería bueno acudir y arreglar con un par de miles de pesos, lo que costaría millones en otra temporada de lluvias. ¿Estamos?…