Cocina suiza, fusión de sabores

Cocina suiza, fusión de sabores

POR MARGARITA QUIROZ
En términos gastronómicos, la República Dominicana ha experimentado en los últimos años una gran apertura. Hoy día se habla con cierta familiaridad de la cocina china, japonesa, brasileña, mexicana e italiana, esto gracias a las informaciones vertidas a través de los medios de comunicación, la instalación de restaurantes con especialidad determinada y, la demanda de ciertos clientes de paladar exigente.

Aprovechando los aires de apertura que soplan en el país y, ante el entendido de que para los dominicanos la cocina suiza es un tanto desconocida, se está realizando el primer Taller de Gastronomía Suiza, con el interés de entrenar a los profesores de Turismo y Gastronomía de las diferentes universidades.

Con interrogantes en torno a su sabor, presentación e influencias, se dieron cita a las instalaciones de Nestlé Dominicana, un grupo de profesionales de la cocina dominicana para de las manos de cuatro chefs suizos conocer todo lo referente a esta gastronomía.

Según los expertos, la cocina suiza es una fusión culinaria de tres culturas: alemana, francesa e italiana, las cuales han quedado perfectamente determinadas en el legado gastronómico de ese país.

En la parte alemana predominan los pucheros, y la zona del Ticino posee una marcada influencia italiana, mientras que las huellas francesas se dejan sentir en muchos de sus platos.

Los dos productos básicos de la cocina suiza son la carne, en los valles y zonas más bajas, y los quesos, en las partes más altas. Así, los platos más típicos y conocidos son el berner platte, un cocido de carne de ternera con especias, tocino y col, entre otros ingredientes, y la fondue, en la que se toma el queso, caliente y derretido, acompañado de otros condimentos como el vino.

Otras recetas muy típicas son la raclette que es queso fundido acompañado de papas hervidas, o el rosti, que son papas hervidas, ralladas y acompañadas de carne.

La parte germana aporta a esta cocina las salchichas elaboradas con carne de vaca, seca y curada, conocidas por el nombre de wurt. Éstas se pueden consumir frescas, cocidas o ahumadas. De herencia italiana, se puede saborear unos knöflio (bolitas de harinas), que a diferencia de los ñoquis italianos, se elaboran con harina y sémola de trigo. La repostería suiza cuenta con buenos chocolates y postres como el merengue de Berna o la tarta de nueces de Engandina.

Mientras que del lado alemán predominan los pucheros de carne y salchichón, típicamente alemanes.

Pobre en ingredientes, esta cocina aprovechó el aporte de países con clima más caluroso; por ejemplo, el cacao que no es originario de Suiza, alcanzó su máximo desarrollo, convirtiéndose en un producto mundialmente famoso. En un principio, el chocolate se conoció como bebida y se lo llamo café de chocolate, tan estimulante como el café propiamente dicho.

CELEBRAN TALLER DE GASTRONOMÍA SUIZA

Con los auspicios de Nestlé Dominicana, los altos directivos de la Cámara de Comercio y Turismo Dominico Suiza y la Universidad APEC dieron apertura el martes pasado al Taller de Gastronomía Suiza.

El taller que finaliza hoy viernes contó con el apoyo de los expertos en cocina suiza Paul Scherrer, co propietario del Chalet Suizo, Jean Jacques Sterchi, propietario del Rancho Suizo, Antonio Bindella y Mario Torroni, reconocidos hoteleros.

Durante tres días los expertos ofrecieron fórmulas fáciles y rápidas sobre cómo preparar unos 17 platillos entre los que figuran entradas, platos fuertes y postres.

Según Diego Blanco Genao, gerente de relaciones institucionales de Nestlé Dominicana, esta empresa ha ofrecido su cocina experimental y su personal del servicio al consumidor para integrar un equipo de personas y así realizar el taller.

«La idea es que se pueda transmitir la cultura de la gastronomía suiza a la República Dominicana como una forma de unir los países», apunta.

De acuerdo a Blanco Genao, Nestlé ha sido una promotora internacional de la rica y variada tradición gastronomía suiza.

La empresa Nestlé, con sede en Vevey, Suiza, fue fundada en 1866. Cuenta en la actualidad con 230.000 empleados, 508 plantas y oficinas en más de 150 países.

Es propietaria de las marcas: Carnation, Nido, Nescafé, La Lechera, Helados Nestlé, Maggi, Buitoni, Perrier, San Pellegrino, Vittel, Purina, Friskies y Alpo, entre otras.

FILETE DE TRUCHA A LA ZOUGOISE

Ingredientes:

  • 3 libras de filete de mero
  • 21 gramos de sazón
  • 1 atado de perejil fresco, picado
  • 1 cda. de tomillo fresco, picado
  • 1/2 cda. de mejorana seca, triturada
  • 1/2 cucharada de tarragón seco, triturado
  • 2 onzas de cebollín picado
  • 10 1/2 onzas de vino blanco
  • 15 gramos de fumet de pescado disuelto en 3 tazas de agua caliente
  • 7 onzas de crema de leche
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 50 gramos de mantequilla

Preparación:

Rocíe el pescado con el sazón, el perejil, el tomillo, la mejorana, el tarragón y el cebollín.

En una sartén lleve al fuego el pescado, vierta el vino y deje cocinar hasta que esté tierno. Retire el pescado y en la misma sartén vierta el fumet de pescado cuando rompa el hervor; agregue la crema de leche, el jugo de limón y la mantequilla, mezcle constantemente hasta espesar. Sirva el pescado con esta salsa.

Tiempo de preparación. 30 minutos. Para seis porciones.