Cocco defiende honestidad de subdirector de Aduanas

Cocco defiende honestidad de subdirector de Aduanas

POR MARIO MENDEZ
El director general de Aduanas, licenciado Miguel Cocco, defendió la honestidad del sub-director de ese organismo recaudador, licenciado Luis Sánchez, y lo desligó de los actos que vinculan al ex-teniente Luis Ricardo Reyes Mendoza con el narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Cocco sostuvo que Sánchez es una persona que le merece respeto y consideración por su honestidad, capacidad e integridad, y aseguró que éste no tiene vinculación con las acciones del ex-teniente Reyes Mendoza.

Por su lado, el licenciado Sánchez dijo que en los 17 años que lleva en Aduanas nunca se ha involucrado en actos reñidos con la ley y aclaró que el ex-teniente Reyes Mendoza trabajaba en el Departamento de Recuperación de Vehículos.

«Pero nosotros no tenemos en nada que ver con sus actuaciones después que él salía de cumplir con sus funciones en Aduanas, es decir que si está vinculado en asuntos de narcotráfico, tendrá que responder por sus hechos», expresó Sánchez.

Atribuyó el intento de involucrarlo en el caso a lo que definió como una campaña llevada a cabo por sectores a los cuales Aduanas no les ha permitido el tráfico de mercancías.

Recordó que la semana pasada Aduanas notificó más de 300 millones de pesos a personas que cometieron evasiones fiscales.

Dijo que esas personas estarían utilizando medios e individuos para denostar a las autoridades actuales.

Sánchez agregó que siendo colector de Aduanas en el muelle de Haina Oriental en el 1994, renunció al cargo por no estar de acuerdo con las cosas que hacían los funcionarios de entonces en ese puerto.

En un trabajo publicado en el Listín Diario de ayer sobre «las malas herencias en las aduanas dominicanas», el licenciado Sánchez afirma que como resultado de las auditorías a la gestión pasada, se notificaron por concepto de reliquidación decenas de millones de pesos, tipificados en otras legislaciones de Aduanas de países de la región, como ilícitos, sancionables con penas de reclusión y multas.

Sin embargo, dijo que la Ley 3489 del 1953 lo que prevé son sanciones correccionales.

Ante esa situación, planteó la necesidad de que de apruebe una nueva ley que asimile los códigos de conducta y combate a la corrupción del comercio internacional.