Citan altas y bajas del boxeo en el 2003

Citan altas y bajas del boxeo en el 2003

LOS ANGELES (AFP) .- Los boxeadores latinoamericanos pisaron con firmeza los encordados estadounidenses en 2003, con los títulos mundiales ganados por el nicaraguense Luis Pérez, el salvadoreño Carlos Hernández y el brasileño Acelino Freitas, en un año donde también acapararon titulares los astros Lennox Lewis, Mike Tyson y Roy Jones.

Una prueba de la creciente fuerza del pugilismo latino es que de los 51 campeonatos mundiales que otorgan las tres principales organizaciones boxísticas Consejo Mundial, Asociación Mundial y Federación Internacional de Boxeo , 19 títulos están en manos de púgiles de esa región, varios de ellos con más de una faja en una misma división.

Nicaragua cosechó en Estados Unidos grandes alegrías y decepciones durante el 2003, cuando sus representantes Luis Pérez y Ricardo Mayorga ganaron los títulos mundiales de los supermoscas y welters, respectivamente, aunque a fines de año el segundo arruinó lo que podría haber sido su gran consagración como uno de los mejores púgiles de la actualidad.

Pérez, quien en enero saltó a la fama tras arrebatar al venezolano Félix Machado el título de la FIB, cerró el año con otro triunfo unánime ante el mismo rival, para demostrar que

su éxito no fue obra de casualidades del deporte.

De su lado el ‘Matador’ Mayorga realizó una gran campaña hasta diciembre, y apoyado en su poderosa pegada, afilada lengua y comportamiento díscolo fuera de los cuadriláteros, acaparó titulares en los principales medios locales.

El ‘nica’ abrió el año en enero con un nocáut al estadounidense Vernon Forrest, a quien le arrebató el invicto y el título welter del CMB, que unió así a su faja del mismo peso en la AMB. Poco después, en junio, repitió la dósis a Forrest con un triunfo por decisión en 12 asaltos.

Como contrapartida Mayorga perdió en polémica decisión el pasado 13 de diciembre ante el estadonidense Cory Spinks, quien con un boxeo más inteligente le arrebató las coronas del CMB y la AMB.

El Salvador coronó por primera vez en su historia un monarca mundial de boxeo profesional, gracias al hijo de inmigrantes asentados en Los Angeles, Carlos ‘Famosito’ Hernández, quien en febrero se agenció la faja superpluma de la FIB, con una victoria por puntos sobre el puertorriqueño David Santos.

Ocho meses después de su hazaña Hernández, de 32 años y con la guía de su entrenador argentino Amilcar Brusa, retuvo la diadema tras vencer por votación unánime al retador estadounidense Steve Forbes.

El brasileño Acelino ‘Popó’ Freitas también consiguió en el 2003 dos buenas victorias, que lo ratifican como el mejor superpluma del momento.

El sudamericano noqueó en marzo al mexicano Juan Carlos Ramírez, y cerró en agosto, en Miami, con otro nocáut al argentino Jorge Barrios, para retener su corona AMB.

De su lado, Oscar de la Hoya tuvo un año de alzas y bajas, aunque dejó la impresión de que a medida que avanzan los años y merman sus facultades, aumenta su desconfianza a un medio que le ha dado fama y dinero.

De la Hoya derrotó en mayo al mexicano Yori Boy Campas, para retener sus fajines de campeón superwelter del CMB y la AMB, diademas que perdió en septiembre, en un pleito revancha, contra el norteamericano Shane Mosley.

El Golden Boy se mostró desconforme con su derrota por puntos, y luego de armar mucho ruido exigiendo una investigación del jurado, hizo un discreto mutis por el foro cuando la Comisión Atlética del Estado de Nevada le conminó a presentar pruebas sólidas.

Pese al berrinche, De La Hoya se embolsó 17 millones de dólares, por 4,5 millones Mosley.

En el periodo, el británico Lennox Lewis evidenció que sigue siendo el rey de una división superpesada carente de figuras, tras derrotar por nocáut técnico al ucraniano Vitali Klitschko, en una pelea realizada en junio pasado en Los Angeles, y en la que retuvo la faja del CMB.

El 2004 podría ser el año del retiro para Lewis, quien no parece verse tentado por segundas partes contra nadie, incluido el díscolo de Mike Tyson.

Tyson generó muchos titulares a lo largo del año, y como siempre, la mayor parte de ellos relacionados con su vida fuera del ring.

‘Iron Man’ sólo peleó 49 segundos en el 2003, pero ello fue suficiente para noquear, con una brutal derecha, a su compatriota Clifford Etienne.

Tyson se vió además involucrado en dos peleas callejeras, tres demandas judiciales y una bancarrota financiera.

Las dos broncas fueron en julio, una contra dos hombres en un hotel de Nueva York y la otra contra un guardespaldas de Don King, quien le acusa de haberle fracturado la cabeza.

Un mes después el boxeador se acogió a la protección de bancarrota tras reconocer sus desórdenes financieros, que le han llevado a derrochar los casi 300 millones de dólares ganados en el cuadrilátero.

Roy Jones fue uno de los grandes animadores del año, cuando en marzo se convirtió en el segundo boxeador mediopesado que gana una faja de los pesos completos, tras derrotar al puertorriqueño John Ruiz por decisión unánime en 12 asaltos, para arrebatarle el cinturón de la AMB.

A punto de cerrar el 2003, Jones bajó a su peso natural de las 175 libras (79,3 kgs) y recuperó el título del CMB al destronar a su compatriota Antonio Tarver.