Cita impacto agroquímicos genéricos en producción agropecuaria del país

Cita impacto agroquímicos genéricos en producción agropecuaria del país

El vicepresidente Ejecutivo  de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), ingeniero Osmar Benítez, consideró imperativo el que se mantenga en el mercado los agroquímicos y productos farmacéuticos de uso genérico, como forma de garantizar la reducción de los costos en su producción y lleguen a bajos precios a los consumidores.

El agroempresario estimó, además, que la modificación al reglamento 322-88, sobre Uso y Control de Pesticidas  que propone la Asociación de Fabricantes e Importadores de Productos Agroquímicos (AFIPA), debe ser el resultado del consenso entre todos los sectores que intervienen en esa actividad en el país.

Consideró que en el país hay un gran mercado de productos agroquímicos y medicinales genéricos, que debe ser preservado, lo que ha sido reconocido en conferencias de organismos internacionales que tienen que ver con el comercio.

«Nosotros en ese sentido, consideramos en la Junta Agroempresarial que hay todo un mercado de productos genéricos, incluso en materia de salud hay un pronunciamiento de los ministros de comercio de los 148 países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en la declaración de Doha, y en el texto de dicha declaración se inscribe de que las naciones menos desarrolladas deben tener acceso a la medicina genérica para atender problemas graves de salud», añadió.

En lo que respecta a los agroquímicos de uso genérico y lo propuesto a modificar en el citado reglamento, el ingeniero Benítez consideró que aunque no tiene una opinión acabada, considera debe preservarse su comercialización en el país como forma de abaratar costos y de que los productos del agro lleguen a precios razonables a los consumidores.

Expuso, sin embargo, que toda legislación, regulación o modificación a leyes y reglamentos existentes, debe ser el fruto de una discusión entre todas las partes interesadas.

Recordó que en la Junta Agroempresarial Dominicana su membresía siempre ha practicado y predicado el concertación. «Por lo tanto, si va a ver una modificación de un reglamento que pudiera afectar o perjudicar a un sector, ése debe ser llamado a discusión y que solamente cuando estén conciliados los intereses de cada una de las partes, entonces se proceda en consecuencia», explicó.

Recientemente directivos de la Asociación de Fabricantes e Importadores de Productos Agroquímicos (AFIPA) revelaron que buscan la manera de modificar el reglamento 322-88 de la ley 311 de mayo de 1969 para alegadamente cumplir con parámetros en los que está comprometido el país a partir de los acuerdos con la OMC.

La entidad indicó que para a un consenso sobre la modificación se había reunido 17 veces con técnicos del Departamento de Sanidad Vegetal y representantes de la Comisión Nacional de Plaguicidas.

Empero el ex-secretario de Agricultura, Manuel Amézquita, en cuya gestión se elaboró dicho reglamento, consideró que para que haya un real consenso deben ser incluidos los productores nacionales en un diálogo abierto entre el gobierno y AFIPA en el caso de los productos agroquímicos.

Amézquita y Benítez coincidieron en ese aspecto de que deben ser incluidos en la búsqueda del consenso a los productores y no hacerlo solamente entre los proponentes de la modificación al reglamento 322-88 que es AFIPA y los representantes del gobierno.

Entre los actores alrededor de la fabricación y oferta de productos genéricos existe la aprehensión de que la propuesta de modificación más que nada, procura poner trabas a la circulación de productos sin marca de manera que se cumpla con deseos de hace años de intereses de las miltinacionales.