Círculo Dominicano de Locutores, una voz que espera ser escuchada

Círculo Dominicano de Locutores, una voz que espera ser escuchada

Del Círculo Dominicano de Locutores aún queda el nombre y la voluntad de un grupo de hombres y mujeres jóvenes que asumieron hace seis meses la directiva del gremio y desde entonces trabajan día y noche por lograr que la entidad resurja de sus cenizas y se levante como el ave fénix.

La falta de local, mal manejo de las finanzas, un estatuto desfasado y desinterés de los miembros son algunas de las dificultades que ha tenido que enfrentar Ana Daisy Guerrero (La Guerrera), presidenta de la institución que agrupa a unos 12 mil locutores.

Al participar en La Esquina Joven de HOY, la profesional, egresada de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), se muestra optimista.

“Encontramos la institución pasando por una situación muy difícil, pero yo siempre le digo a la directiva, vamos a trabajar sin importar los obstáculos que se puedan presentar. La tarea es ardua, pero lo podemos lograr”, expresó la profesional del micrófono.

Hasta hace días estaban operando desde una oficina que les cedió Marisol Pérez, directora de la Escuela Nacional de Locución Profesor Otto Rivera.

“Precisamente, estamos ahora en mudanza, porque conseguimos alquilar un local y poco a poco las cosas van mejorando”, expresó.

Incidencia. Reconoce que los locutores tienen gran incidencia en la sociedad y por ello favorece que exista más control en las expresiones que estos utilizan, así como en la colocación de los temas musicales.

No obstante, considera que este sector no es el único responsable del aumento del consumo de la música chatarra, sino que también tienen su cuota de responsabilidad los directores de emisoras y los programadores.

Para enfrentar la situación favorece acciones conjuntas entre las diferentes instituciones vinculadas al tema, como la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (CNEPR), el propio Círculo de Locutores, directores de medios, empresarios artísticos y productores de música urbana.

De hecho, ya se han encaminado medidas en esa dirección, agregó.

En el conversatorio intervinieron también Miguel Angel Feliciano, David Brens, Melvinson Almánzar y Ariana Espinal, directivos del gremio, quienes señalaron que los niveles de agresividad y violencia que se observan en la sociedad dominicana, en muchos casos, son inducidos por este tipo de música.

En cuanto a los locutores que usan frases muy fuertes para dirigirse a su audiencia, entienden que se puede ser jovial, sin llegar a lo vulgar.

No obstante, afirman que muchos incurren en esta práctica por la falta de preparación.

De ahí el interés de las actuales autoridades del gremio para fortalecer esta área.

Finanzas. De su lado, el consultor jurídico de la institución que agrupa a los locutores dijo que están analizando la situación financiera encontrada, a fin de actuar en consecuencia.

Adelantó que han detectado múltiples debilidades.

El Círculo recibía una subvención mensual del Gobierno de RD$185mil, pero fue suspendida durante la pasada gestión. “La Guerrera” espera que sea restituida.

Durante el período comprendido entre el 2002 y el 2009 no se pagaba el servicio de energía eléctrica, acumulando una deuda de RD$277 mil.

“Yo tengo el compromiso de pagar ese dinero. Sabíamos que había problemas, pero no que eran tan graves. Tenemos que responder a la sociedad”, recalcó la líder de los locutores.

Afiliados. Dijo que aunque la institución tiene 12 mil miembros, solo participaron en el proceso electoral en el que resultó electa unos 800. Atribuye esto a la falta de motivación de los afiliados. Sostuvo que solo se puede ejercer el derecho al voto en la sede principal, en Santo Domingo, y que muchos de los miembros de los pueblos carecen de la logística para trasladarse.

En ese sentido, analizan la posibilidad de modificar los estatutos, que datan de 1983, por lo que resultan ya obsoletos.