Choque externo y déficit corriente
pesarían en decisión sobre  FMI

Choque externo y déficit corriente<BR>pesarían en decisión sobre  FMI

MARIO MÉNDEZ
m.mendez@hoy.com.do
El choque externo provocado por la inminente recesión en Estados Unidos, los altos precios del petróleo y el alza mundial de los alimentos, sumado el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del país, son factores que deberán pesar  mucho al momento del gobierno tomar la decisión  sobre si continúa o no con algún tipo de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Una reducción del ritmo de crecimiento de la economía de los Estados Unidos afecta en mayor medida el comportamiento de la economía dominicana que un incremento en los precios internacionales del petróleo, según  se han hecho en el país.

Además de que parece inminente una recesión en los Estados Unidos, los precios del petróleo no se habían mantenido nunca antes tan altos y por un período tan largo. Ya van cuatro años con precios del petróleo altos, y aunque los problemas de la economía de Estados Unidos pueden provocar un descenso en los mismos, hay el convencimiento de que se acabó la época de petróleo barato.

En adición a esos factores, se ha producido un encarecimiento en los mercados mundiales de los alimentos que importa el país, sin que, a diferencia de otras economías de América Latina, la República Dominicana se beneficie del alza de las materias primas debido a que sus exportaciones son débiles.

El sector empresarial del país y la mayoría de los economistas han planteado la conveniencia de que el país continúe “bajo la sombrilla” del FMI.

Entre los empresarios que han apoyado un nuevo acuerdo con el FMI están Lisandro Macarrulla, Manuel Diez Cabral, Pablo Piantini y Luis Núñez.

Entre los economistas que consideran que el gobierno debe seguir con el FMI están  Bernardo Vega, Carlos Despradel, José Luis de Ramón y Fernando Álvarez Bogaert.

Sólo algunos funcionarios públicos favorecerían que el país no firme un nuevo acuerdo, aunque todavía ésta no es la  posición del gobierno, ya que funcionarios de alto nivel en la conducción de la política económica   apoyan que el país continúe con algún acuerdo con el FMI. No obstante, el gobierno parece  haber adoptado la decisión de no hablar por el tema y dejar que sea el presidente Leonel Fernández quien diga la última palabra al respecto, aunque se sabe que inicialmente había dos posiciones: una de que se firme con el FMI y otra de que no se haga.

Recientemente, en el marco de un panel organizado por la Secretaría de Economía, Planificación y Desarrollo,  el  ingeniero Temístocles Montás ofreció la información de que los integrantes del equipo económico presentarían su posición en una reunión que sostendrían en la semana que transcurre al presidente  Fernández, en base a lo cual el mandatario adoptará la posición del gobierno sobre el tema.