Choque armado en noroeste de México deja 11 muertos, siete de ellos policías

Choque armado en noroeste de México deja 11 muertos, siete de ellos policías

CULIACÁN, México. AFP. Un enfrentamiento a tiros entre policías y pistoleros en un municipio de Sinaloa, en el noroeste de México, dejó hoy siete agentes de seguridad y cuatro delincuentes muertos, informó la fiscalía estatal.  

Este hecho estuvo precedido el domingo por un atentado contra la casa del alcalde de Guadalajara, la segunda mayor ciudad del país, que dejó a dos oficiales heridos, el hallazgo de 10 cadáveres (siete de ellos mutilados) en la ciudad de Torreón y un ataque contra un bar en Cuernavaca con dos muertos.  

«Tenemos siete policías ministeriales (estatales) muertos por una emboscada que terminó en enfrentamiento, porque los nuestros repelieron la agresión y lograron dar muerte a cuatro de los agresores», dijo un portavoz de la Procuraduría (fiscalía) General de Justicia de Sinaloa.  

El tiroteo, que tuvo lugar en El Fuerte, una localidad turística de Sinaloa, se saldó con otros dos agentes heridos.  

En el sur del país, en la localidad de Zihuatanejo, en el estado de Guerrero, fueron hallados otros cinco hombres, de entre 18 y 25 años, muertos por impactos de bala, reveló la fiscalía guerrerense, que señaló que en el lugar había también tres vehículos, una ametralladora y un fusil de asalto.  

En Guadalajara (550 km al noroeste de Ciudad de México), dos policías que vigilaban la casa del alcalde de esta ciudad, Francisco Ayón, resultaron heridos por esquirlas cuando un individuo a bordo de una motocicleta lanzó una granada contra su patrulla en la noche del domingo.  

«No les tenemos miedo, vamos a seguir trabajando, seguiremos como hasta el día de hoy», dijo el lunes Ayón, que no se encontraba en el inmueble en ese momento, al confirmar la agresión.  

Entretanto, en la ciudad de Torreón (1.000 km al noroeste de la capital), fueron encontrados diez cadáveres también el domingo en distintos puntos de la localidad, informó la fiscalía del estado de Coahuila.  

Cinco de los cuerpos fueron hallados en la noche del domingo descuartizados y repartidos en 25 bolsas de plástico, que estaban en el interior de una camioneta.   Unas pocas horas antes se descubrieron dos cabezas en un bidón en el exterior de una tienda departamental y los cuerpos envueltos en una manta en una calle situada a varias cuadras.  

En otro hecho violento, un individuo entró el domingo en un bar en la ciudad de Cuernavaca (90 km al sur de Ciudad de México), capital del estado de Morelos, y comenzó a disparar con un arma larga, provocando la muerte de un hombre y una mujer e hiriendo a otros cinco clientes del local, informó la fiscalía estatal.  

El asaltante aprovechó la confusión para huir del lugar, donde la policía recogió más de 35 casquillos de bala.  

Por otra parte, en la comunidad de Benito Juárez, en el estado de Michoacán (oeste), se encontraron seis cadáveres enterrados en fosas clandestinas, informó el lunes la fiscalía estatal, mientras que la prensa local sostuvo que podría tratarse de seis policías federales que habían sido declarados como desaparecidos hace algunos días.