Chispitas-chispitas

Chispitas-chispitas

Sólo falta que se halen las greñas, que se muerdan  y se tiren las cajas y los cajones. Parece que no tiene fin el lío del Festival de la Canción Eduardo Brito.

Por lo que asegura Cheo Zorrilla, dos del jurado dieron 5 en las paletas y 4 en los papeles. ¿Borraron?


La prensa de Venezuela comenta positivamente las presentaciones de “La Bella y la Bestia”, producida por Amaury Sánchez.

Por el éxito del montaje, podemos asegurar que las puertas del Teresa Carreño estarán abiertas para otros talentos dominicanos.

Hay unas cuantas personitas que para llenar el tiempo que tienen en la radio o la televisión, se inventan unas barbaridades que manda madre. El irrespeto es la pauta. ¡Bárbaros!

Esos “genios” comentan  hasta de la gripe que tiene una presentadora de televisión. Producir programas de esa naturaleza es muy sencillo, muy ligero, demasiado fácil.

En el país hay buenas voces para cantar, pero pocas oportunidades. Hay quienes les cierran las puertas, como si los candados de la mala fe no dejaran pasar  las cualidades

Dios dice: ayúdate, que yo te ayudaré. Sabemos de los haraganes, de esos que no se levantan ni para comer, que creen que la suerte está en la cama.  Son vagos.

No hay lucha que se pierda que la que no se quiere echar.  El miedo atormenta a los cobardes. ¿Será lo contrario lo  que le pasa a las que quieren apartamentos sin trabajar?

 A varias de las que se dieron a conocer como “megadivas” se les criticó por años, pero ahora resulta que de las más ácidas en comentarios en contra de esas muchachas, hay que no buscan “pelagatos”, sino millonarios.

  No se venden como “megadivas”, pero sí como oportunistas. Veían la paja en el ojo ajeno y ahora les cayó a ellas.