China advierte al Vaticano

China advierte al Vaticano

PEKIN (AP).- China exigió el martes al Vaticano que no interfiera en sus asuntos internos y que rompa relaciones con Taiwán, reiterando con ello las condiciones que ha impuesto desde hace largo tiempo para el restablecimiento de vínculos diplomáticos con la Santa Sede.

Pekín rompió con el Vaticano hace más de 50 años.

El vocero de la cancillería, Qin Gang, rechazó la posibilidad de forjar vínculos entre los católicos chinos y el Vaticano, un indicio de que Pekín no ha cambiado de posición en una cuestión clave de su política hacia la Santa Sede, pese a los deseos de mejorar relaciones emitidos tras la muerte del papa Juan Pablo II.

Pekín ha expresado preocupaciones de que la autoridad papal para nombrar a obispos chinos pueda socavar su soberanía.

«El principio chino para las religiones es que los grupos religiosos chinos deben ser independientes y autosuficientes y capaces de autoadministrarse»», dijo Qin a la prensa. «El Vaticano no debe interferir con los asuntos internos chinos»». Qin también insistió en que el Vaticano rompa relaciones diplomáticas con Taiwán, la isla autónoma que Pekín reclama como parte de su territorio.

«Estamos listos para mejorar relaciones con el Vaticano sobre la base de esos principios»», dijo.

Taiwán se separó de China durante la guerra civil de 1949 y Pekín rehúsa entablar relaciones con ningún gobierno reconozca a la isla democrática como una nación soberana.

El vocero dijo que no sabía si China enviaría a algún representante oficial a las exequias del Papa, un gesto que podría demostrar interés en una posible reconciliación.

Los dirigentes comunistas chinos ordenaron a los católicos chinos romper sus vínculos con el Vaticano en 1951.

Si bien reconoce al Papa como jefe espiritual y sigue la doctrina vaticana, la Iglesia Católica china está sancionada por el gobierno y nombra a sus propios sacerdotes y obispos.

Pero millones de católicos leales al Vaticano asisten a ceremonias religiosas en iglesias clandestinas, pese al hostigamiento del gobierno, que con frecuencia arresta a fieles y clérigos de esas iglesias.

El Vaticano es el único estado europeo que mantiene relaciones diplomáticas con Taiwán.