China abre cumbre Nueva Ruta de Seda en medio tensión

China abre cumbre Nueva Ruta de  Seda en medio tensión

PEKÍN.  China abrió ayer su cumbre internacional sobre el proyecto de Nueva Ruta de la Seda, una cita perturbada por el lanzamiento de un misil norcoreano pese a las advertencias de Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, inauguró oficialmente la cumbre, que quiere resucitar la antigua ruta comercial utilizada en las transacciones entre Europa y el Lejano Oriente. Una treintena de dirigentes participaron en la iniciativa, que termina hoy.
Pero horas antes de que comenzara la cumbre, Corea del Norte disparó un misil balístico que recorrió unos 700 km hasta estrellarse en el mar de Japón, anunció el ejército surcoreano.
«China se opone a las violaciones de Corea del Norte de las resoluciones del Consejo de Seguridad» de la ONU, reaccionó el ministerio chino de Exteriores. En los últimos meses Pekín ha advertido sin cesar a Pyongyang contra nuevos ensayos de misiles o de municiones nucleares. En una reunión, Xi Jinping y su homólogo ruso, Vladimir Putin, «expresaron su preocupación por la escalada de tensiones», indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.
Desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, a finales de enero, la tensión en la península coreana ha aumentado y la administración estadounidense advirtió que la opción militar estaba «sobre la mesa» para obligar al régimen de Kim Jong-Un a abandonar su programa nuclear, un objetivo para el que espera contar con respaldo de Pekín.
Pero China se ha mostrado reacia al uso de fuerza contra Pyongyang, temerosa de las consecuencias que un conflicto en la península coreana pueda tener en su frontera, si bien sí que aplica sanciones contra Corea del Norte.