Cazad las zorras que echan a perder la viña

Cazad las zorras que echan a perder la viña

Abordo este tema a raíz de la actual coyuntura política que vive la nación y de manera especial el Partido de la Liberación Dominicana, que tiene el privilegio de presentarse ante el electorado, fuerte y monolíticamente unido en el propósito de continuar en el gobierno, con un candidato que supera en todo el sentido de la palabra a su oponente principal, con un líder, que en esta ocasión es también el líder del país, de condiciones excepcionales, que ha sido la fuerza motriz de importantes triunfos electorales.

Sin embargo, no podemos ignorar la existencia de “pequeñas zorras que nos pueden echar a perder la viña” como dijera Salomón, lo que contextualizado a nuestro ámbito político hace alusión a personas, acciones y medidas que pudieran atentar contra una nueva victoria del PLD.

Sería irresponsable de nuestra parte pretender que las condiciones favorables al PLD, mencionadas previamente, de cara a las elecciones de mayo del 2012, no serían impactadas por la gestión gubernamental actual. Es ahí donde nace la necesidad de detener toda acción del gobierno central que pueda considerarse un atentado contra el PLD y su candidato presidencial.

Sin caer en el extremismo peronista de que “para el enemigo ni la justicia”, parece ser que ha llegado el tiempo de revisar algunas cosas que el pluralismo, la apertura, el dejar pasar y el dejar hacer han traído en sus bolsos. Por ello sería interesante analizar la conveniencia política de que, entre otros, un dirigente del PRD y ex superintendente de electricidad del gobierno de Hipólito Mejía sea uno de los principales asesores de la  actual administración de la CDEEE, de que actuales enemigos del PLD y del gobierno dirijan departamentos de relaciones públicas de importantes instituciones estatales, entre otras canonjías que se entregan para obtener la pleitesía mediática de personas que de labios honran, pero sus corazones  pertenecen a otro señor.