CASTILLO: «Pasaron los días malos y ahora juego a mi nivel»

CASTILLO: «Pasaron los días malos y ahora juego a mi nivel»

POR ENRIQUE ROJAS
MIAMI, FLORIDA.-
Después de un pequeño slump, que le limitó a dos hits en sus primeros seis juegos de la temporada, Luis Castillo recuperó el toque que le ha convertido en uno de los bateadores más finos de la Liga Nacional y concluyó el mes de abril con un adecuado .281 de promedio al bate.

La calentura aumentó en mayo, cuando bateó .375, y junio (.333), para colocar al dominicano en ruta a otra gran temporada y a mantenerse en el tope de los intermedistas de la Liga Nacional.

«He llegado a un punto en mi carrera en que no me preocupo de las malas rachas», dijo Castillo. «Los aficionados y los periodistas tienen tiempo para preocuparse cuando uno pasa dos juegos sin pegar de hits, pero nosotros no tenemos muchas oportunidades de sentarnos a lamentarnos», agregó el segunda base de los Marlins de Florida.

Cuando se acerca el final de la primera mitad de la temporada, Castillo batea .325 con 65 hits y 40 carreras anotadas. También ha recibido 36 boletos (con apenas 11 ponches) y presenta un porcentaje de fildeo de .990. Castillo ha bateado sobre .300 en cuatro de las seis temporadas anteriores y ganó el Guante de Oro por la excelencia defensiva en las temporadas del 2003 y el 2004.

«Dios me regaló el talento y yo he puesto el empeño para ser major cada día a base de trabajo arduo», dijo Castillo. Sin embargo, el quisqueyano reconoce que hay areas en las que necesita recuperar el ritmo en el 2005.

Castillo, quien se estafó 193 bases entre 1999 y el 2002, apenas ha conseguido 48 en las pasadas dos temporadas y media, incluyendo seis en 10 intentos en el 2005.

«Voy a intentar más robos», dijo Castillo, quien totaliza 277 robos en 388 intentos en su carrera. Con un promedio de .294, 277 bases robadas y dos Guantes de Oro, Castillo puede ser considerado el premier de los jugadores de su posición en la Liga Nacional y uno de los mejores de todo el béisbol.